Después de los últimos coletazos de la borrasca Filomena a su paso por España, se avecina una gran helada que va a hacer bajar sustancialmente los termómetros en la mayoría de las comunidades autónomas. Así lo ha puesto de manifiesto en sus predicciones la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), al indicar que durante esta semana las temperaturas pueden llegar a caer hasta 10 grados bajo cero e incluso más en algunas localidades del interior del país.

Se trataría de una de las rachas de frío más importantes en los últimos años y que llega cuando en muchas poblaciones las calles están cubiertas por la nieve de esta excepcional borrasca.

Esta bajada en las temperaturas afectará sobre todo al centro de España, es decir a la Comunidad de Madrid, Castilla La Mancha y Castilla y León, que por otra parte, han sido las más afectadas por el paso de Filomena durante este pasado fin de semana.

Secuelas del paso de Filomena

Para esta semana, los pronósticos de la Agencia Estatal de Meteorología indican que los termómetros podrían bajar hasta los 4 o 6 grados bajo cero, con el riesgo añadido de que la nieve se convierta en hielo como consecuencia de esta incidencia climatológica.

Pero aún será peor en otras localidades del interior, donde las predicciones de AEMET constatan que pueden llegar incluso hasta los dos dígitos bajo cero, por ejemplo, en Segovia, que este lunes marcaba 6 grados bajo cero a las 7 de la tarde, en uno de los inicios de año más gélidos de las últimas décadas.

La nevada más importante de los últimos 100 años

Según los registros de la Agencia Estatal de Meteorología, esta ha sido la nevada más copiosa de los últimos 100 años. Con un espesor en la nueve en torno a los 30 centímetros y que ha generado un panorama que muy pocas personas han podido ver antes en la capital de España.

Incluso, algunos de ellos han aprovechado la ocasión para desplazarse por sus calles en esquís o trineos.

Con la anulación de todos los transportes públicos de superficie y tan solo el metro ha funcionado con una relativa normalidad en la frecuencia de sus líneas.

Temperaturas muy frías incluso durante el día

De todas formas, en estos momentos la mayor preocupación por parte de las autoridades políticas es el efecto que puede provocar la gran helada entre la población.

En este sentido, han recomendado no salir de casa excepto para lo imprescindible.

Con el riesgo de que las capas de hielo puedan provocar serias caídas entre los ciudadanos. No en vano, los informes de la Agencia Estatal de Meteorología indican que los termómetros de Madrid podrían no superar los 5 grados e incluso que lleguen a quedarse en los 0 grados durante alguna jornada.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!