Las nuevas medidas que se impondrán en la Comunidad de Madrid se enfocarán en la limitación de fiestas y reuniones privadas, que en su mayoría son convocadas y celebradas por jóvenes y se ha reconocido que se encuentran evaluando la mejor manera de controlar la situación. Este miércoles, Ayuso compareció tras el Consejo de Gobierno para asegurar que se encuentran evaluando una serie de órdenes que abarcan algunas restricciones que serán anunciadas el viernes por parte del Consejero de Sanidad, Enrique Ruiz. Aunque no habló específicamente de un toque de queda, dejó muy claro que se trata de una manera de controlar las reuniones privadas y fiestas que pueden servir como foco para un nuevo brote de contagios por Coronavirus en la Región.

El cierre de actividades por horas, se encuentra en discusión

La posibilidad de limitar el tiempo de las actividades se encuentra en debate, ya que se estarían evaluando diferentes opciones que afectan drásticamente la actividad social de la población y su economía. La principal razón que ha motivado a estas acciones es que según los datos, el 28% de los casos registrados se producen en jóvenes de 15 a 29 años, siendo el público más afectado y el principal responsable de los contagios que se han desarrollado en los últimos días. Por otra parte, se pudo conocer que la Policía Municipal de Madrid ha logrado interrumpir 250 fiestas privadas, un riesgo latente para las transmisiones y que además no son provechosas para la economía ni el área de salud.

Aunque de momento las restricciones para reuniones sociales se encuentran activas, limitando a seis personas tales reuniones, Ayuso ha expresado que la comunidad cuenta con suficiente autoridad y competencia para aplicar restricciones en horarios específicos, sin alterar la economía.

Ayuso mantiene su postura de actuar de acuerdo a las zonas básicas de la salud

Hasta ahora el plan de Ayuso, según ella misma, ha funcionado pero no se pueden descuidar; por el contrario es importante seguir avanzando y adelantándose para frenar los nuevos brotes y olas. Su plan contempla tomar medidas quirúrgicas que no tengan mayores repercusiones contra Sanidad y el buen desarrollo de la economía.

Por otra parte, el PP ha aclarado que no desea una prórroga del estado de alarma, pero es importante atacar directamente al ocio, aplicando restricciones para que los ciudadanos se mantengan en sus residencias. Además consideran que tales acciones no afectarían los derechos fundamentales de la sociedad.

Aunque está claro que el debate por un toque de queda se ha puesto sobre la mesa como una posibilidad, aún no se han establecido condiciones específicas ni se ha llegado a un acuerdo. Lo importante es ir directamente a los focos de contagio y las actividades que los provocan, ya que por lo general no aportan ningún valor a la economía por ser fiestas privadas y reuniones familiares con más personas de las permitidas; así lo ha expresado la Presidenta de la Comunidad de Madrid, poniendo en la mira a la población juvenil.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!