Una de las principales dudas que genera la actual pandemia de Coronavirus es el momento en que estará disponible la tan esperada vacuna contra la enfermedad. Pues bien, la Organización Mundial de la Salud (OMS) parece que ha dado una respuesta a este planteamiento al anunciar que tiene grandes esperanzas para que esta noticia se pueda anunciar a finales de año. De esta manera, se estaría a poco más de dos meses de que las primeras dosis puedan distribuirse entre algunos sectores de la sociedad.

Una vez que el director general de la OMS, el africano Tedros Adhanom Ghebreyesus haya anunciado ante los medios de comunicación esta posibilidad.

Pone de manifiesto que “necesitamos vacunas y desde luego que existe la esperanza de este suceso pueda tener lugar a finales de este año”. Después de que desde el organismo internacional se dijese que en esta fecha no sería factible que pudiese comercializarse entre los ciudadanos del mundo.

Más optimismo sobre la salida de la vacuna del coronavirus

Este anuncio por parte del máximo dirigente de la Organización Mundial de la Salud contrasta con las opiniones de otros directivos de este organismo. Es el caso de Soumya Swaminathan, jefa de científicos de la OMS, que hace pocos había proclamado que no esperaba que los posibles remedios para combatir el coronavirus estuviesen en circulación antes de dos años. En lo que supone de un cambio en las predicciones y que abre nuevas esperanzas para que el proceso se agilice en los próximos meses.

Tal y como venían advirtiendo algunas autoridades sanitarias internacionales, que veían posible que este escenario pudiera estar presente antes de la llegada del 2021, también en el caso de la vacuna española.

Utilización de las herramientas disponibles

De cualquier forma, no pasa desapercibido que Tedros Adhanom Ghebreyesus sigue insistiendo en que es más importante en estos momentos usar toda clase de instrumentos para parar el virus.

Refiriéndose a las medidas de prevención e higiene personal, rastreo de los contactos, distanciamiento social y un diagnóstico más precoz sobre los nuevos contagios que se puedan producir a partir de ahora. Es el principal mecanismo que están utilizando casi todos los gobiernos para frenar la escalada de esta enfermedad en las vías respiratorias. Como elemento disuasorio antes de que llegue la vacuna del COVID-19.

Solidaridad internacional para hacer frente a la enfermedad

Otro de los aspectos en que más ha incidido en su rueda de prensa el director general de la OMS es que esta batalla contra el virus se debe llegar bajo una estrategia de solidaridad internacional. En este sentido, ha recordado a los gobiernos de todo el mundo que no hay mejor manera que afrontar este reto que “estableciendo un concepto de unidad nacional frente a la pandemia”. Desde donde se puede controlar el coronavirus antes de que haga presencia las primeras dosis de la vacuna.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!