El doctor Mario Chico, presidente de la Sociedad Madrileña de Medicina Intensiva (SOMIAMA) afirma que en la actualidad 40% de las camas ocupadas, representa el porcentaje de pacientes que se encuentran en estado de gravedad desde su ingreso en los centros hospitalarios públicos y privados.

Afirmó que en la Comunidad de Madrid hay 936 plazas ocupadas, sin embargo no todas corresponden a pacientes intensivos, en este número la Conserjería de Sanidad incluye a todas las unidades que fueron transformadas para operar como Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), las de recuperación postanestesia, unidades coronarias o quirófanos.

El jueves pasado se confirmó que habían 409 ingresos ocupando las camas de UCI, es decir el 63,8%.

La preocupación de los profesionales por la cantidad de camas de las UCI

Chico planteó que en el día a día de los profesionales de la salud existe la preocupación por la cantidad de unidades y camas disponibles, ratificó que al transcurrir los días, la inquietud se incrementa ya que en 2 semanas, la comunidad madrileña casi duplica la cantidad de personas que ingresan de gravedad, en comparación con el 2 de septiembre que habían 220 enfermos. El número de contagios que se producen en el área sureste ha incrementado, por lo que un portavoz del Hospital Gregorio Marañón ha comentado que la intranquilidad del personal de la salud se agudiza por la presión asistencial que soportan.

La capacidad de UCI de los hospitales madrileños

La capacidad original del Hospital Gregorio Marañón era de 18 camas para UCI, no obstante en la actualidad posee 32 pacientes en estado de gravedad. Durante el brote más alto, el hospital requirió 134 plazas. En La Princesa se encuentran en uso 12 más 19 que tiene Getafe.

En el Gregorio Marañón alojan a pacientes con COVID-19, con quemaduras y en estado de gravedad que no son a causa del virus, el personal asistencial se plantea si tendrán que utilizar de nuevo las plazas correspondientes a la Unidad Coronaria o URPA, como tuvieron que hacer en marzo debido a la cantidad de contagios.

El pronunciamiento de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) ante la situación en las UCI

El presidente de SEDISA, Joaquín Estévez explicó que la dotación de suministros médicos y el personal de la UCI no es el mismo que el del resto de las unidades ya que son pacientes que requieren de tratamientos específicos, afirmó que "aún habiendo suficientes respiradores, no hay manos, no hay suficientes médicos".

En la primera ola de contagios a causa del COVID-19, habían 1.528 pacientes en estado de gravedad, por lo que el personal de la salud se encuentra inquieto ante la posibilidad de que el esquema pueda volver a repetirse, a mediados de julio la cantidad de ingresos a UCI disminuyó; sin embargo, la curva a cambiado y Estévez comenta que "el muro de contención ha fallado".

Las asociaciones del sector salud reclaman mayor cantidad de recursos materiales, humanos y protocolos claros para coordinar el incremento de enfermos que continúa día a día. El repunte de contagios a causa del coronavirus de las últimas semanas en Madrid ha encendido las alarmas tanto en la comunidad como en el Ministerio de Sanidad.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!