Las mascarillas se han constituido en uno de los instrumentos imprescindibles para protegerse frente a los efectos del coronavirus. Pero por el contrario, un mal uso o mantenimiento de las mismas puede implicar uno de los mayores focos de contaminación en estos momentos. Este es el escenario que se puede presentar al tirar las mascarillas al suelo y que es una actuación que con alguna frecuencia llevan a cabo los ciudadanos de manera imprudente. Así lo han puesto de manifiesto un grupo de biólogos en la Cadena SER y han advertido de lo poco recomendable de esta actuación. En este sentido, aconsejan a la población dejen de tirarlas al suelo y en cambio las dejen en la basura.

Se refieren en especial a las mascarillas quirúrgicas que a su entender son las más propensas a crear focos de contaminación.

Tirar las mascarillas al suelo 'genera más basura'

Los biólogos han explicado que esta mala costumbre de tirar la mascarilla al suelo no es algo nuevo, sino que por el contrario se constituye en una falta de civismo que ha pervivido con muchos años en la historia. Para poner de manifiesto que ahora la población en general “genera más basura” en clara relación al hábito de tirar las mascarillas a las vías públicas u otros espacios al aire libre. Dentro de este contexto, los expertos han aclarado que el material de estos utensilios es de polipropileno, que se caracteriza por ser un componente plástico que procede de los combustibles fósiles y que puede tardar hasta 400 años en descomponerse.

Entre los productos que más van a la basura se encuentran los plásticos y entre ellos botella, bolsas y envoltorios.

Aptitudes poco cívicas en parte de la población

Esta falta de civismo, en opinión de los biólogos, no de ahora, sino que lleva muchos años entre la población. Se refieren a que “comenzó a partir de los años 50 o 60 en nuestro país” y puede que este motivo sea el justificante para estas aptitudes tan poco cívicas que se ven estos días en las calles.

En donde es relativamente frecuente que con varios usos de la mascarilla para protegerse del Coronavirus se opta por desprenderse de la misma y utilizar otro modelo comprado en la farmacia.

Imagen muy poco saludable en las calles

Mientras que por otra parte, esta clase de actuaciones provoca que haya una mayor acumulación de basura en las calles de las principales ciudades españolas.

Con el riesgo de infección por parte de las personas que desean recoger las mascarillas abandonas para depositarlas en los recipientes de limpieza. Al igual que en las operaciones que realizan los operarios de los equipos de mantenimiento y la limpieza de los municipios afectados por estas prácticas tan poco recomendables para la protección del coronavirus.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!