Hace años Andalucía tuvo problemas con la tasa de intelectual de los niños, siendo la más baja de España, porque había muchos niños analfabetos. Hace meses empezó la pandemia del coronavirus llamado COVID-19, lo que provocó que miles de niños y adolescentes tuvieran que dejar ir a colegios y universidades para estar encerrados en casa por el Estado de Alarma.

La semana pasada volvieron al colegio

Unos 780.000 niños han vuelto a sus clases, solo han empezado los de infantil, primaria y las clases especiales. Y la semana que viene retomarán los demás ciclos, empezando sus nuevas clases (la ESO, bachillerato, universidad, Formación Profesional Básica, Grados medios y superiores, Educación Permanente de Adultos, academias de idiomas).

Un total de casi 950.000 personas empezarán el lunes que viene. Tanto para los centros públicos, privados y concertados.

Los padres exigen una educación importante

Los padres de los niños andaluces quieren que sus hijos puedan tener unos perfectos estudios para que en el futuro no tengan ningún problema a la hora de encontrar un trabajo. Los famosos exámenes PISA (un informe que a nivel mundial mide el rendimiento escolar en las asignaturas de matemáticas, lengua y ciencia) tampoco deja muy bien la educación que han estado recibiendo.

Un gran alto número de jóvenes que dejan sus estudios antes de tiempo

También hubo un alto abandono escolar templando un 21% en 2019 de los estudiantes de Andalucía, lo que provocó que se duplicara la medida europea de los "ninis": adolescentes de hasta los veinticinco años que no trabajan ni estudian.

Aunque hay muchos padres que lo único que les importa es que sus hijos estén sanos, que no consuman sustancias ilegales o se vuelvan delincuentes.

Muchos jóvenes dejan de estudiar debido a que muchas empresas demandan técnicos profesionales, (eso quiere decir que estudiando una formación profesional básica les valdrían para poder trabajar en una de esas empresas, o como mucho estudiar hasta un grado medio).

Pero la mala noticia para estos estudiantes han sido desde el inicio de la pandemia el tener clases on-line siendo así más complicado para los que necesitan más atención para entender algo o qué el profesor se lo explique mejor. O simplemente no han podido conectarse a las clases por la economía que se tiene en casa.

Actualmente en las clases de Andalucía solo será obligatorio que los profesores lleven mascarillas en clases. Los alumnos no tendrán que hacer uso de ellas cuando estén en grupo burbuja de la clase, pero los padres deberán avisar al centro si a su hijo le aparecen algún síntoma compatible con el Coronavirus.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!