El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictaminado este jueves que la banca debe devolver a sus clientes todo lo pagado en concepto de gastos hipotecarios y con efectos retroactivos. Esta decisión desestima la tomada por el Tribunal Supremo, que había establecido que se debía devolver el 50 por ciento de los gastos hipotecarios. La TJUE ha tomado esta determinación por considerar abusiva una cláusula que las entidades bancarias estaban aplicando sobre las hipotecas de sus clientes. La decisión del TJUE fue una sentencia de la Corte de Luxemburgo, donde se dictaminó ademas la nulidad de la cláusula abusiva en cuestión desde su origen.

También se agregó un detalle que afirma que la anulación será parcial si la legislación de cada país determinara que algunos gastos deben ser asumidos por el cliente.

Sentencia que beneficia a 8 millones de españoles

Según RTVE, el fallo del TJUE recae sobre casos planteados por los juzgados de primera instancia número 6 de Ceuta contra BBVA y número 17 de Palma de Mallorca contra CaixaBank. Y la sentencia afectará a 8 millones de consumidores, por lo que se espera que haya un aluvión de reclamaciones sobre los gastos hipotecarios de gestoría, notaría, registro y tasación de viviendas cuyos contratos fueron firmados antes de marzo de 2019 y que contenían cláusulas abusivas.

Según El Español, la sentencia del TJUE también tiene excepciones y habrá que atenerse a las reglas en todos los casos.

Así, desde OCU afirman que no se podrá reclamar lo pagado en concepto de Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) después de noviembre de 2018, ya que por Ley deben ser los bancos quienes asuman ese impuesto en hipotecas firmadas a partir de esa fecha.

Los gastos hipotecarios de promedio podrían sumar unos 3.000 euros

En cuanto a la cantidad de dinero que los consumidores podrían llegar a reclamar, se estima que para una hipoteca media, la devolución podría alcanzar los 3.000 euros, sumando gastos hipotecarios por 1.000 euros, más comisión de apertura del 1 por ciento (por 1.500 euros), más intereses, lo que significa en la economía de hoy una cifra más que interesante.

Las cifras pueden variar según cada caso individual, pero se estima que el golpe a la banca sería muy grande, teniendo en cuenta que en España existen unos 8 millones de personas que serían alcanzadas por esta sentencia del TJUE.

Qué debe hacer un consumidor para reclamar sus gastos

Cada consumidor debe realizar la reclamación correspondiente en el servicio de atención al cliente de su banco y llegar a un acuerdo privado.

En caso de no ponerse de acuerdo las partes, se podrá recurrir a los tribunales. También es recomendable estar bien asesorado por un abogado o letrado antes de hacer la reclamación correspondiente. Por otra parte, según el medio citado, el TJUE ha determinado que habrá cinco años de plazo para reclamar a partir de la declaración de nulidad de la cláusula, es decir ya mismo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!