El Ayuntamiento de la ciudad de Valencia ha hecho una peculiar petición a los jugadores de Fútbol de la Liga: que salgan del armario. La concejala del área de Igualdad ha considerado que “clama al cielo” que ningún jugador en España, en toda la historia, haya declarado su homosexualidad. Esto demuestra que ser gay sigue siendo un auténtico tabú en el fútbol español. A nivel mundial, se pueden contar con los dedos de una manos el número de jugadores de fútbol profesionales que se han declarado, de manera pública, que son homosexuales. Una petición en pleno mes del Orgullo y cuando los ataques en contra del colectivo han aumentado.

En la Liga española, ningún jugador de fútbol ha reconocido su homosexualidad

Hace 30 años que el jugador inglés, Justin Fashanu, fue el pionero y se atrevió a reconocer que era homosexuales. Después, fueron sus compatriotas Robbie Rogers y, recientemente, Thomas Beattie. Y no hay que olvidarse del jugador de nacionalidad alemana, Thomas Hitzlsperger. Thomas Beattie que lo reconoció hace solo unos días reconocía en su entrevista que, durante sus años como jugador profesional de fútbol, nunca se imaginó saliendo del armario. Pero, en España la situación todavía está peor: ningún jugador de fútbol ha salido del armario, ni todavía en activo ni retirados. Por esa razón, el ayuntamiento de la ciudad de Valencia ha pedido a los jugadores de fútbol profesional que aprovechen su gran proyección social para dar el paso y romper el gran tabú que existe en el mundo del fútbol.

Sin duda, clama al cielo que en el fútbol ningún jugador que forma o formó parte de la Liga masculina haya dado el paso de salir del armario. El mundo del fútbol podría aportar muchísimo a la sociedad para conseguir la igualdad, ya que los jugadores se convierten en verdaderos referentes para miles de niños, niñas y adolescentes.

El problema de la homofobia no es solo en el mundo del fútbol también en otros deportes

La concejala de Igualdad y Políticas LGTBI de la ciudad de Valencia, Lucía Beamud, ha recordado la gran importancia que tiene la lucha contra la discriminación que existe por la orientación sexual, por ejemplo, en el mundo del deporte.

Todavía hay mucho camino para lograr avances. Tenemos que seguir trabajando en muchos aspectos, y no solo en el deporte más seguido en España como es el fútbol, también en otras modalidades deportivas, ya que es un problema a nivel general. La realidad es que salir del armario en el mundo del deporte de élite sigue siendo un caso asilado. Un ejemplo fue el de Víctor Gutiérrez, el famoso waterpolista olímpico que decidió salir del armario hace cuatro años y que siempre ha declarado su condición sexual de manera abierta. En su día, el deportista de élite aseguró que esperaba que con su salida del armario público sirviera para que dejase de ser un tabú en el mundo del deporte. Javier Raya, patinador, también dio el paso de declarar su condición sexual un par de semanas antes y había sido una auténtica sorpresa.

Hay casos contados de jugadores de fútbol o baloncesto que declaran su condición sexual

Si en España se cuentan los casos de deportistas que viven abiertamente su condición sexual, en el resto del mundo todavía es más difícil encontrarse con deportistas profesionales que expresan públicamente su condición sexual. En Estados Unidos, el primero en dar el paso fue David Kopay, que llevaba varios años retirado del fútbol americano y lo hizo en el año 1975. Tuvieron que pasar casi 40 años hasta que otro jugador, esta vez en activo, diera el paso de reconocer su homosexualidad: Michael Sam. En el baloncesto, en la NBA, el primero que dio el paso fue el jugador John Amaechi, que ya estaba retirado. Y, en el 2013, el primer jugador en activo que declaró su homosexualidad fue Jason Collins.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!