Uno de los actores más queridos de España, Dani Rovira, está luchando contra el Cáncer. Y hoy mismo dio una gran noticia a sus seguidores: ha finiquitado el tratamiento de quimioterapia aunque aún va a tener que hacer frente a 18 sesiones de radioterapia. La guerra contra el cáncer sigue adelante aunque el gran sentido del humor del actor y su optimismo hará que esta nueva batalla sea más sencilla. El conocido actor de “Ocho apellidos vascos” anunció el pasado mes de marzo que tenía cáncer, un tipo muy determinado, el "linfoma de Hodgkin”. Coincidiendo con el confinamiento y con la nueva normalidad, el actor hizo frente a ocho sesiones de quimioterapia.

El actor ha hablado siempre sin tapujos sobre el cáncer que padece

El actor ha hablado sin tapujos del cáncer a través de las redes sociales y en esta ocasión, con mucho sentido del humor ha confirmado que “los linfomas han desaparecido” y el tratamiento de quimioterapia ha llegado a su fin en la guerra que ha iniciado contra el cáncer para tratar el mencionado linforma de Hodgkin que le diagnosticaron el pasado mes de marzo. Según el cómico, se ha sometido a un total de ocho sesiones de quimioterapia y la consecuencia ha sido tener unas venas en los brazos tan duras que parecen bridas y la cabeza que parece la de un hipopótamo.

Si todo va bien, el próximo mes de agosto el actor podrá dar por vencido al cáncer que le diagnosticaron en marzo

Eso sí, el actor ha explicado que después de hacer frente al duro tratamiento con quimioterapia, ahora tiene por delante una nueva batalla: 18 sesiones del tratamiento de radioterapia. Empezará esta misma semana y recibirá una por semana.

El propio Rovira ha explicado todos los pasos en esta batalla contra el cáncer y ha querido subrayar que los médicos han tomado la decisión de que debe llevar a cabo un tratamiento de radioterapia por precaución y para cauterizar. A mediados del próximo mes de agosto, este mal sueño habrá pasado a la historia y podrá retomar su vida en esta “nueva normalidad”, si hay algo que se pueda considerar normal en este mundo que vivimos.

El actor tiene claro que en esta lucha contra el cáncer le queda todavía la última pantalla de este peculiar videojuego.

Dani Rovira siempre ha apostado por el humor y la ironía para hacer frente al cáncer

Desde el momento que anunció que padecía cáncer, el pasado mes de marzo y explicó que le habían descubierto un linfoma de Hodgkin, el actor siempre ha utilizado la ironía y con mucho humor para hacer frente al cáncer. No ha dudado en compartir ese peculiar humor que siempre le ha caracterizado con sus seguidores en las redes sociales. Incluso, hace unos días compartía un simpático meme con un claro mensaje en el que se podía leer “pa tu cara” donde no dudaba en reírse de la enfermedad del cáncer y le mostraba su imagen más gamberra.

Dani Rovira ha dicho en más de una ocasión que, en los tiempos que estamos viviendo hay que ver el lado positivo de las cosas. Por ejemplo, en su caso está ahorrando mucho dinero en champú. Sus seguidores no podían evitar reírse de sus ocurrencias y estaban deseando recibir noticias positivas de su estado de salud.

El cáncer que sufre el actor es el linfoma de Hodgkin, un subtipo de cáncer, o sea, una enfermedad en las que las células que se malignizan y llegan a la sangre. El nombre procede del médico Thomas Hodgkin que, durante los primeros años del pasado siglo XIX, describió una clase de enfermedad tumoral que afectaba, sobre todo, a los ganglios linfáticos y a un órgano en particular, el bazo.

Se piensa que su origen podría ser infeccioso. Este tipo de linfoma es el 10% de los linfomas diagnosticados en el mundo.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!