La tensión por la crisis del Coronavirus, en Lleida, sigue en aumento. Una reportera y su compañero cámara de Televisión, de la cadena de televisión Cuatro, han sido agredidos por el hecho de hacer su trabajo. El equipo se había desplazado hasta la provincia catalana para grabar un reportaje sobre el confinamiento ordenado por la Generalitat de Catalunya en un intento por frenar la expansión del coronavirus. Pero se encontraron que la tensión en la calle va a más y su presencia no era bienvenida.

Lleida es el foco de uno de los rebrotes por coronavirus más peligroso de toda España. Además, la polémica está servida después de que las autoridades de Cataluña decidieran decretar el confinamiento en los domicilios de los habitantes.

El president de la Generalitat, Quim Torra, ha visto que la única manera de evitar que la enfermedad del coronavirus se siga propagando es tomando esta medida.

La ciudadanía de Lleida se ha mostrado en contra de este nuevo confinamiento por el coronavirus

Pero los habitantes de Lleida se han mostrado en contra de estas medidas, ya que no quieren volver a encerrarse en sus hogares ante las consecuencias a nivel económico que esto puede provocar, ya que solo les permitirán salir para llevar a cabo actividades esenciales. A causa del clima de tensión, que va en aumento día a día, un equipo del programa “Cuatro al día” ha sido agredido cuando estaba en la zona para realizar un reportaje sobre el aislamiento que ha sido ordenado por la Generalitat pocas semanas después del fin del Estado de Alarma.

Muchos ciudadanos se niegan a pagar el precio de un nuevo confinamiento y no están de acuerdo con cerrar sus negocios, otra vez, por la pandemia por el coronavirus.

La tendencia del coronavirus en Lleida preocupa a las autoridades sanitarias

Rocío Cano, reportera del mencionado programa, explica que sin que les dieran un motivo o una explicación, una persona les tiró una silla y al cámara le dieron en la cara, lo que le provocó una herida, y también en la zona del pecho.

La reportera tuvo tiempo de alejarse y no sufrió daños, pero eso fue lo que sucedió. Las personas que les rodeaban no dudaron en recriminarle la razón por la que estaban allí grabando, por la que se habían desplazado hasta Lleida. No es la primera vez que la ciudadanía se muestra en contra del confinamiento a pesar de que el aumento en el número de contagiados por coronavirus sigue en aumento y la tendencia preocupa a las autoridades sanitarias.

En este brote, el coronavirus está siendo tan activo como siempre

Uno de los motivos por el que las autoridades han tomado la decisión de confinar a la población de la provincia de Lleida es por la gravedad de los últimos casos positivos por coronavirus. Por ejemplo, José Luis Morales- Rull, responsable de coordinación de las plantas de enfermos de coronavirus del centro hospitalario de Arnau de Vilanova de la ciudad de Lleida, ha asegurado que los pacientes que están ingresando por culpa del coronavirus están más graves que los que ingresaban el pasado mes de marzo, por lo que la COVID-19 sigue tan activa como entonces e, incluso, más agresiva.

Tras varios vaivenes jurídicos ante la aprobación por parte de la comunidad autónoma y después su veto judicial, al final el Ejecutivo de Catalunya ha decidido aprobar un paquete con varias medidas para terminar con los distintos brotes que han surgido en la provincia de Lleida, donde ya se han confirmado más de 1.600 nuevos positivos por coronavirus y una veintena de focos que siguen activos.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!