Brasil, que se convirtió en uno de los países más perjudicados por la pandemia del Coronavirus, ha identificado una nueva cepa de otro virus: el zika. Teniendo en cuenta la pésima gestión del coronavirus por parte del gobierno liderado por Bolsonaro, esta nueva cepa del zika podría provocar otra nueva epidemia cuando todavía no se ha logrado parar el aumento de contagios del coronavirus tras más de cuatro meses de pandemia. A diferencia del coronavirus, el zika es un virus que se transmite a través del mosquito Aedes aegypti. Actualmente se conocen dos cepas: la africana y la asiática. Esta nueva cepa del virus zika podría tener un gran potencial para provocar una epidemia.

Brasil sigue luchando por parar la expansión del virus del coronavirus

Una nueva cepa del histórico virus del zika, que provocó una gran crisis en Latinoamérica hace unos años, está ya en circulación por todo el territorio carioca y puede provocar una nueva epidemia en el país gobernado por Bolsonaro. La noticia ha sido confirmada por la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), el centro de Investigación científica y médica más grande de todo el continente latinoamericano. A través de un monitoreo de numerosas secuencias genéticas, los científicos que forman parte del Fiocruz han detectado por primera vez en el país una cepa del tipo africano del virus zika que habría ya circulado por todo Brasil durante el año 2019.

El descubrimiento ha sido publicado en la prestigiosa revista médica “International Journal of Infections Diseases”.

El país liderado por Bolsonaro es el segundo en número de muertes

La presencia de esta nueva cepa en el país carioca ha sido identificado gracias a una herramienta de monitoreo genético que ha sido desarrollado por un equipo de investigadores que trabaja en el Centro de Integración de Datos para el Conocimiento de la Salud (CIDACS), de la propia Fiocruz cuya sede está en la ciudad de Bahía.

Este descubrimiento ha tenido lugar gracias a la colaboración de varias de las instituciones más importantes del país en el campo científico: el Instituto Gonçalo Moriz, la Universidad de la ciudad de Salvador (Unifacs), la Escuela de Salud Pública y Medicina de la ciudad brasileña de Bahiana (EBMSP), La Facultad de Ciencias y Tecnología, además de los científicos que forman parte del propio Fiocruz.

El equipo ha analizado 248 secuencias que están disponibles en bases de datos de categoría pública desde el año 2015.

Brasil ha realizado una gestión muy deficiente de la crisis por el coronavirus

Tras esta monitorización de las secuencias genéticas se ha descubierto que una nueva cepa de la zika ya circulaba por el territorio brasileño en el año 2019 en dos estados bastante distantes: en la zona sur, en el Río Grande do Sul y en la zona sudeste: Río de Janeiro. Artur Querioz, líder del estudio, ha explicado que se han tomado todos estos datos y se han analizado, seleccionando las distintas secuencias en todo Brasil y se ha mostrado la frecuencia de estas clases de virus año tras años. El hallazgo más importante es que se ha constatado una variación de varios subtipos y linajes durante estos años y en el pasado año 2019 surgió, aunque en un número pequeño, un linaje que no se había descrito circulando por todo el país.

Esta noticia es muy preocupante por una razón: Brasil se ha convertido en el segundo país en número de fallecidos y nuevos contagios por el coronavirus. Además, el comportamiento de Bolsonaro ha sido muy criticado por ignorar los avisos por parte de la OMS, por ejemplo. Si ahora se une una pandemia por parte del zika, podría hacer que la crisis sanitaria en Brasil llegase a unos niveles no conocidos.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!