Los supermercados Mercadona, a partir de este próximo lunes 4 de mayo, van a implantar una nueva jornada laboral para sus empleados de cuatro días trabajados, tres días libres (incluyendo domingos), para poder así dejar el máximo de tiempo de descanso a los trabajadores y no tenerlos tan expuestos al virus Covid-19. Se trata de una medida excepcional y de carácter temporal, que ayudará a que solo trabaje dos tercios de la plantilla y el resto descanse, excluyendo algunas categorías como los gerentes de las tiendas y el personal de mantenimiento.

Mercadona pretende reducir el contacto entre su personal y los clientes para no exponerlos tanto al virus

El objetivo de esta nueva jornada laboral implantada por Mercadona, no es otra que reducir al máximo el contacto entre el personal y los clientes, dejando a los empleados poder descansar para adaptarse a la crisis del coronavirus. Esta medida ya ha sido ensayada por 24 tiendas, y también se están replanteando crear grupos de trabajo que puedan librar dos días seguidos más el domingo, rotando todas las semanas, así cada grupo podría librar a la tercera semana, cinco días seguidos.

Según han explicado los sindicatos de Mercadona, cada día trabajado se harán 9 horas, que sumarán 36,5 a la semana, y el resto de horas faltantes se hará cargo la empresa que está estudiando si poner una jornada de 10 horas antes y después de los días festivos, o crear una bolsa de horas.

Los empleados que se beneficien de esta nueva jornada laboral de 4+3 reducirán su horario, y los que por cuestiones familiares no puedan Mercadona se ha comprometido a buscar otras alternativas de forma más particular para poder ahorrarles tanta exposición a los clientes posibles portadores de Coronavirus.

Esta medida es excepcional y temporal y durará hasta que acabe la pandemia del coronavirus

La duración de esta nueva jornada está pensada hasta que dure la pandemia, por lo que no se sabe por cuánto tiempo tendrán en marcha este nuevo proyecto lo que está claro es que los empleados de Mercadona van a poder ver reducida su exposición al virus Covid-19.

Dentro del sector de alimentación van a pasar a ser de los más beneficiados en comparación a las demás compañías que de momento no contemplan estas medidas, más bien al contrario como el supermercado Ahorramás que quiere ampliar el horario de sus tiendas ininterrumpidamente, de 9 a 20h, cuando siempre han abierto de 10h a 15h y de 17h a 20h, a parte de querer hacer trabajar los festivos a los trabajadores.

En Change.org está la petición de los empleados de Ahorramás para que respeten el horario que habían tenido siempre y no ser expuestos más de lo necesario al virus.