Los expertos han señalado varias posibles fechas para acabar con el confinamiento. Depende del ritmo de la enfermedad, de los contagios, pero si se siguen los pasos que se llevaron en la ciudad de Wuhan, el confinamiento se daría por terminado el próximo 29 de mayo.

Hay que recordar que el Coronavirus surgió en China y se hizo público el pasado mes de diciembre, justo el día de Año Viejo del año 2019, en la ciudad casi desconocida de Wuhan. En solo un mes, el virus empezó a expandirse a gran velocidad provocando que muchos ciudadanos se contagiasen y algunos acabasen falleciendo. Por esta razón, las autoridades del país asiático han decidido decretar un confinamiento de manera obligatoria y sus ciudadanos entendieron que no podían salir de sus viviendas además de agotar toda las existencias de mascarillas.

Las medidas establecidas en China han sido casi idénticas a las establecidas por el Gobierno español

Toda la actividad económica se frenó. Los comercios y empresas se vieron obligados a cerrar sus puestas. Solo estaba permitido que abrieran sus puertas las farmacias o los supermercados. Y los ciudadanos solo podían salir de sus cadas por dos razones: para adquirir alimentos básicos o para ir a la farmacia. A lo largo de todo el país se establecieron importantes controles donde se verifica la temperatura corporal de las personas, mientras se intentaba averiguar con quién habían estado durante las últimas semanas y dónde.

Desde el pasado 14 de marzo, la vida normal de los españoles ha cambiado completamente

Poco a poco, las autoridades chinas han decidido levantar ciertos permisos dentro del confinamiento hasta que tenga lugar una libertad total que se logrará a lo largo de esta semana, con el funcionamiento en total normalidad del transporte público, las empresas, los bares y los restaurantes.

Pero en los espacios más cerrados se mantienen muchas medidas de precaución como puede ser la distancia de seguridad que se debe mantener entre dos personas o seguir haciendo frente a los controles de temperatura.

Cuando la crisis se inició en China, España estaba lejos de tomar esta medidas y, desde la distancia, se veía todo lo que estaba pasando con preocupación y con cierta extrañeza.

Pero, el pasado 14 de marzo, el Gobierno se vio obligado a establecer el estado de alarma en todo el territorio español por el gran número de casos por el coronavirus y por el gran número de fallecidos en todo el país. A partir de ese momento, se decidió que bares, centros comerciales, cines y todo tipo de empresas debían cerrar sus puertas. Por el momento, la última moratoria es hasta el próximo 26 de abril aunque Pedro Sánchez ya ha confirmado que pedirá otra prórroga durante quince días más hasta que la situación vuelva a la normalidad.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!