Ashley Lawrence tiene 21 años y estudia educación especial para personas sordas y con problemas de audición. Y desde el primer día de la pandemia de Coronavirus, comenzó a pensar en las dificultades que tendrían las personas hipoacúsicas que leen los labios para comunicarse con los demás, si todos llevan macarillas.

Ingeniosas mascarillas con ventana para lectura labiofacial

Sensible e ingeniosa, la chica que vive en Kentucky, Estados Unidos, no dudó un segundo en ponerse manos a la obra, cuando pensó que lo mejor para esa población sordomuda que depende de la lectura labiofacial para interactuar con los demás, era fabricar mascarillas con ventana.

Así, con la ayuda de su madre, esta estudiante universitaria se puso manos a la obra.

Según la publicación, La Semana, Ashley y su mamá están usando telas lavables y piezas de plástico transparente para coser los tapabocas especiales dirigidos a discapacitados auditivos.

Preparando un tutorial para que todos puedan confeccionarlas

Entrevistada por el medio, la estudiante comentó que estas mascarillas están pensadas para personas que usan el lenguaje de señas y la lectura de labios para comunicarse, por ser profundamente sordos.

En una página de GoFundMe, la estudiante afirmó que su idea es distribuir estas mascarillas de manera gratuita entre las personas que las necesiten. La estudiante de Kentucky también comentó que está trabajando en la elaboración de un tutorial de YouTube, donde explicará, paso a paso, cómo hacer en casa estas ingeniosas mascarillas.

Voluntarios de Jerez las confeccionan en España

Sin embargo, Ashley Lawrence no ha sido la única en pensar en las personas con problemas auditivos y el uso de mascarillas. Según La Voz de Cádiz, un grupo de voluntarios de Jerez, España, también está desarrollando mascarillas accesibles con con ventana de lectura labiofacial (LLF).

Tal como explica el medio citado, los voluntarios están confeccionando ellos mismos los tapabocas y repartiendo de manera gratuita, a todos los que los necesiten.

Según la fuente, fue el experto en accesibilidad Francisco Zuasti, quien tuvo la idea y se puso manos a la obra, junto a un grupo de voluntarios.

Fundador del medio Todo Disca, Zuasti pensó que estas mascarillas accesibles eran ideales para que las personas con discapacidad auditiva no quedaran excluidas, en medio de la pandemia por coronavirus y la necesidad de cubrirse la boca, al estar en la calle.

Mascarillas seguras y lavables para las personas sordas

Gracias a la lectura labiofacial (LLF), las personas sordas pueden comprender a su interlocutor, interpretando los fonemas que produce al mover los labios.

Para seguridad de los discapacitados que las usarán, las mascarillas que confecciona el grupo de voluntarios de Jerez están realizadas con materiales plásticos resistentes y lavables, con la característica de que no transpiran. De esta forma, protegen aún más a quien la está portando, evitando la propagación y el contagio de Covid 19 y de cualquier otro virus o bacteria que hubiera en el aire.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!