Los médicos pediatras de Atención Primaria de varios centros hospitalarios de España han decidido denunciar este mismo miércoles que, los doctores de diversos centros de salud no pueden pedir para sus pacientes los tan valorados test de confirmación de la enfermedad del Coronavirus, ni acceder a las nuevas y polémicas pruebas rápidas para la detección de los anticuerpos.

La Aepap (Asociación de España de Pediatría de Atención a nivel Primaria) y la Sepeap (Sociedad de España de Pediatría a nivel Extrahospitalaria y de Atención Primaria), que son las dos entidades que unen la asistencia a nivel pediátrico en el área de Atención Primaria, han considerado en un comunicado de prensa, “sorprendente” que en la mayor parte de las autonomías los médicos “no tienen opciones” para solicitar los test, en caso de encontrarse con pacientes sospechosos de padecer COVID-19.

La OMS advirtió a España que debía hacer más pruebas a la población para dar respuesta a los casos sospechosos

Estas sociedades a nivel médico quieren recordar que la OMS (siglas de “Organización Mundial de la Salud”) ya avisó al Ministerio de Sanidad de España de la gran necesidad de llevar a cabo más pruebas a toda la población, que pueda tener síntomas, hecho que sigue sin llevarse a cabo.

En el mencionado comunicado defienden que, cuando empiece a ceder al presión sobre los centros hospitalarios, el seguimiento del coronavirus debería hacerse “de manera fundamental”, a través de la Atención Primaria, por lo que es fundamental que se dote a los trabajadores sanitarios de herramientas que son imprescindibles, como pueden ser los test rápidos y las pruebas “PCR” para dar respuesta a los pacientes sospechosos.

Centrar los test en los hospitales donde hay enfermos en fase aguda de coronavirus sería un error

La nota explica que se han distribuido un total de un millón de pruebas de forma rápida de detección de los destacados anticuerpos en la lucha contra el SARS-COV-2 por todos los centros hospitalarios del territorio español y ya se ha advertido que no habrá unidades disponibles para los pediatras y los profesionales médicos de familia que trabajan en Atención Primaria, para dar respuesta a pacientes que sean sospechosos de estar contagiados de COVID-19.

Estas sociedades de representación médica sostienen que es muy inadecuado que el uso de estas pruebas se vuelva a centrar en los centros hospitalarios, de manera exclusiva, donde la prioridad es otra: diagnosticar que el coronavirus está en fase ya aguda.

Y, para terminar, denuncian que los pediatras se han puesto en una situación real de riesgo, en Atención Primaria , por la no existencia de medidas necesarias para su protección.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!