Este martes, 4 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Lucha Contra el Virus del Papiloma Humano y esto permite recordar algunos datos importantes relacionados con la enfermedad, así como concienciar sobre la importancia de la vacunación y la educación al respecto de esta dolencia.

La enfermedad de transmisión sexual más frecuente

El Virus del Papiloma Humano es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente entre los jóvenes activos. Según revelan los datos, hasta el 80% de las personas activas se contagiarán a lo largo de su vida, aunque en muchos casos se eliminará el virus sin darse cuenta.

Tanto hombres como mujeres pueden contagiarse y pueden transmitir la enfermedad.

Según el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, en España la prevalencia actual en mujeres es del 14%. En el caso de los varones, la prevalencia está menos estudiada, pero en aquellos de mediana edad se sitúa entre el 30 y el 50% en nuestro país, aumentando de forma notable a partir de los 50 años en los casos que derivan en tumoración.

El Virus del Papiloma Humano es el causante del 5% de los cánceres en hombres y del 10% de los tumores en mujeres, como por ejemplo el de cuello de útero. También puede desembocar en un tumor de cuello, laringe o boca, entre otros.

La importancia de la prevención

Dentro de las medidas de prevención del VPH, una de las más importantes y efectivas es el uso del preservativo, ya que reduce el riesgo de contagio, aunque solo evita entre un 60 o 70% de los casos, dado que la transmisión puede ocurrir en zonas no cubiertas por el condón o previamente a su colocación.

Asimismo, es importante realizar controles citológicos de manera periódica y regular, que permitan la detección de una posible infección. Por otro lado, las vacunas han demostrado una alta efectividad y la OMS ha manifestado que son seguras. En este sentido, se debe vacunar a los menores de 12 años o antes de que las personas se inicien en las relaciones sexuales, aunque las mujeres adultas también pueden vacunarse.

Es importante llevar al día el calendario de vacunación.

La infección por Virus del Papiloma Humano no se trata. Solo se tratarán las lesiones asociadas a la infección. Por último, es importante velar por una adecuada educación para los más jóvenes, promoviendo el uso del preservativo no sólo para prevenir el VPH, sino todas las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

Días como hoy y las campañas de prevención son imprescindibles para sensibilizar sobre la importancia de esta enfermedad, cada vez más frecuente. Prevención, el uso del preservativo, vacunación y educación son las claves para combatirla ya desde las edades más tempranas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!