Unos vídeos, que se han vuelto virales, muestran a varios enfermos tumbados en el propio suelo del área de urgencias del Hospital Infanta Leonor de la ciudad de Madrid, cuyas imágenes habrían sido grabadas, este mismo fin de semana.

Se ha denunciado que, los pacientes estaban tirados en el suelo y muy pegados a la pared, por culpa de la saturación del servicio sanitario de urgencias, aunque Sanidad ha asegurado, que este era un hecho solo puntual.



Estas imágenes demuestran la saturación, que se vive en las salas de urgencias de Madrid

Este vídeo ha sido difundido en redes sociales, como ejemplo de lo que le sucede a varios enfermos, que están tirados en el suelo del área de urgencias del importante Hospital Infanta Leonor, del barrio madrileño de Vallecas.

Las imágenes fueron grabadas el pasado viernes por la noche y se puede ver, perfectamente, a varias personas que aparecen tendidas sobre el frío suelo, encima de una sábana del centro hospitalario y muy cerca a la pared del pasillo, en un intento de no complicar el paso de otros enfermos y trabajadores del mencionado hospital.



Igualmente, en el vídeo se puede oír a los propios enfermos tosiendo y dos de ellos tienen a su lado una visible botella de oxígeno, con la peligrosidad que ello conlleva.

La Consejería de Salud, ante el escándalo provocado por el vídeo, ha confirmado que era un momento puntual, que tuvo lugar durante la noche del pasado día 20 de marzo, por culpa de una gran afluencia en el número de pacientes en el área de urgencias del centro hospitalario Infanta Leonor.

En Madrid, los trabajadores sanitarios están viviendo una auténtica crisis sanitaria

Aclararon que el problema fue solventado con rapidez, con la colocación de más mobiliario y se han habilitado unos nuevos espacios, dentro de las propias instalaciones y - de esta manera - se garantizó la atención de los pacientes, bajo las mejores condiciones.

Un enfermero que trabaja en el centro, ha señalado que es verdad que han vivido una auténtica avalancha de pacientes este fin de semana, aunque la situación mejoró a lo largo del domingo. Por otro lado, a lo largo del sábado se tomó la decisión de derivar varios enfermos a las instalaciones de Ifema y a otros hoteles medicalizados, incluso, se habilitó el gimnasio y la sala de espera de los mismos, para atender a los numerosos enfermos.

Pero estas no fueron las únicas imágenes que, han circulado a lo largo de este fin de semana: la saturación de urgencias también dejó imágenes vergonzosas en el Hospital Severo Ochoa, del municipio madrileño de Leganés, con muchos pacientes esperando, con gran resignación, en los pasillos a que un médico pudiera atenderles.

Por culpa del repunte en el número de pacientes, el Ayuntamiento de la localidad de Leganés ha habilitado un total de 70 camas en un polideportivo municipal y se han derivado a algunos pacientes a otros hospitales de la comunidad de Madrid, para evitar el colapso del hospital.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!