La noticia ha dejado paralizada a la sociedad canadiense, una de las más pacíficas del mundo: un hombre le arrancó la nariz a su pareja, de un mordisco, tras sufrir un ataque de celos. La Policía acudió rápidamente al lugar de los hechos, pero ni los perros adiestrados de las fuerzas del orden lograron encontrar la nariz. Según declaró la Mujer, el hombre podría habérsela comido o tirado por el inodoro.

La víctima, Allyson Danylko, una joven de unos 24 años de edad, estaba en una fiesta por el año nuevo junto a su pareja, Nick Grewal, de 30 años de edad, en un conocido club nocturno de la ciudad de Toronto cuando el hombre empezó a agredirla y acabó arrancándole la nariz a base de mordiscos.

El suceso tuvo lugar a causa de un ataque de celos

Según ha confesado la joven en una entrevista para el medio local Toronto Sun, todo empezó cuando ella le comentó a su ex-novio que pensaba irse de vacaciones a Costa Rica. Él respondió de manera agresiva, ya que no le gustaba absolutamente nada la idea y sufrió un ataque de celos.

A causa de la fuerte discusión que protagonizó la pareja, ambos levantaron el tono de la discusión y la tensión fue a peor cuando llegaron a la vivienda que compartían, según la versión de la joven.

Danylko asegura que su ex-pareja la miraba todo el tiempo de una manera muy loca y, en un momento determinado, la joven se encontró acorralada en el baño de la vivienda. Recuerda que él la sostenía contra la pared, aunque ella le gritaba y él le contestó que no me iba a dejar ir y le mordió la nariz.

Al final, la joven fue capaz de salir del domicilio corriendo. Recuerda que estaba sangrando, corrió hacia la casa de un vecino y empezó a golpear la puerta pidiendo ayuda.

Le pareció que estuvo dando golpes durante una eternidad. Después llegó la Policía y la metieron en una ambulancia.

A pesar de los esfuerzos por parte de la Policía, no hay ni rastro del apéndice nasal

Al mismo tiempo, varios agentes acompañados de perros especializados empezaron a buscar los restos de la nariz de la joven, sin ningún éxito. La joven no parecía sorprendida, ya que señaló que su novio ha sido capaz de comérsela o de tirarla por el inodoro.

La joven ha subido varias imágenes del resultado de la agresión a Internet para concienciar sobre la Violencia de género y de las consecuencias.

Por el momento, la víctima va a tener que ser sometida a una operación de cirugía plástica para reconstruir su apéndice nasal. Su madre ha iniciado una recaudación a través de GoFundMe para poder hacer frente a los futuros gastos de esta operación,ya que la joven no va a poder volver a su puesto de trabajo hasta dentro de tres meses, más o menos. Nick Grewal se enfrenta a una condena por agresión con agravantes, incumplimiento del régimen del libertad condicional y confinamiento forzoso.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!