Finalmente, la magistrada que lleva el caso por la presunta agresión sexual a tres hermanas de Estados Unidos ha decidido conceder la libertad provisional, y sin fianza, a los tres estudiantes afganos detenidos por este nuevo episodio de violación en grupo. Los tres jóvenes afganos fueron trasladados a la Ciudad de la Justicia de Murcia en varios vehículos del a Policía Nacional desde las dos comisarías donde han pasado la noche desde su detención.

Las víctimas están con su familia tras esta trágica experiencia

Ha sido la titular del juzgado número 9 de la ciudad de Murcia quién ha tomado la decisión de decretar la libertad provisional, sin fianza, a los tres jóvenes de nacionalidad afgana que fueron detenidos como responsables, presuntamente, de una agresión sexual a tres hermanas de nacionalidad estadounidense durante la Nochevieja.

Fuentes del TSJ (Tribunal Superior de Justicia) de la Región murciana han explicado que la jueza ha tomado una serie de medidas cautelares como son la comparecencia en el juzgado, semanalmente, de los tres detenidos, la retirada a los tres del pasaporte y la prohibición de acercarse a las víctimas, todas estas medidas fueron solicitadas por la propia Fiscalía.

En el auto queda claro que los tres jóvenes están siendo investigados por dos presuntos delitos de agresión sexual y otro delito de intento de agresión sexual. La denuncia asegura que dos de las hermanas fueron penetradas vaginalmente sin preservativo, por lo que, habría pruebas de ADN de los delitos cometidos.

Mientras tanto, las tres hermanas víctimas de los presuntos delitos ya no están en España, ya que, se han desplazado hasta Viena para poder estar con el resto de su familia y, desde allí, volverán a su país de origen.

Dos de las hermanas habían viajado para visitar a la pequeña que estaba estudiando en Murcia

Según la investigación, la presunta agresión sexual a tres hermanas de EE.UU habría tenido lugar en dos viviendas distintas, una situada en la céntrica plaza de la Candelaria, en la que vivía la más pequeña de las víctimas durante su período de intercambio como estudiante, y otra de las supuestas agresiones habría tenido lugar en la vivienda donde viven los tres jóvenes de nacionalidad afgana que fueron arrestados pocas horas después de los hechos denunciados.

Dos de los tres jóvenes afganos habían logrado el asilo político y el tercero estaba estudiando un módulo de Formación Profesional,ninguno de los tres tenía antecedentes penales y estaban en situación completamente legal en territorio español, ya que poseían permiso de residencia. Dos de las hermanas habían viajado a España para compartir estas fechas con la pequeña, que estaba estudiando en Murcia.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!