Tras el caso de la presunta denuncia falsa de tres hermanas estadounidenses que aseguraron, tras la fiesta de Año Nuevo, que habían sido violadas por tres jóvenes de nacionalidad afgana, en la ciudad de Murcia, ha salido a la luz una verdadera trama por parte de los turistas para ganar una cantidad de dinero “extra” durante sus vacaciones en España. Serían seguros que incluyan “violaciones” y denuncias completamente falsas.

Katia Estace, actual directora de Aon Travel, ha explicado que este tipo de seguros ofrecen una indemnización inferior a la que se entrega en el caso de un accidente de coche, pero sí incluye dos tipos de asistencia, psicológica y médica.

Muchos casos ocurren en Palma de Mallorca o Costa del Sol

Desde hace unos años, Las Fuerzas del Seguridad del Estado han detectado, en numerosas ocasiones, que algunos turistas que visitan España deciden interponer denuncias completamente falsas con el objeto de lograr, de una forma totalmente ilícita, una importante compensación económica que se incluye en el seguro de viaje, además de la devolución de todos los costes del susodicho viaje. Este tipo de caso se han vuelto muy frecuentes en la Costa del Sol y en Palma de Mallorca, donde se ha convertido en un verdadero problema.

Este miércoles, en el diario “La Verdad” se publicaba la preocupante noticia sobre el caso de las tres hermanas de nacionalidad estadounidense que habían denunciado haber sido violadas por tres jóvenes de nacionalidad afgana durante la madrugada de la fiesta de Año Nuevo, habrían contratado un seguro en el que se incluía que iban a recibir una indemnización si durante su período de estancia en Europa sufrían un delito de tipo sexual.

En los países anglosajones, las cláusulas antiviolación son bastante comunes

Este tipo de seguros “antiviolación” se suelen incluir dentro de pólizas de seguro mucho más amplias que suelen cubrir problemas eventuales que pueden tener lugar en los viajes, como pueden ser robos, gastos de tipo sanitarios, accidentes.

Pero, si es una agresión sexual, la compañía se encarga de indemnizar a la supuesta víctima que pueda cubrir la atención por parte de un equipo psicológica y un billete de vuelta para poder repatriar a la supuesta víctima hasta su lugar de origen.

Contratar este tipo de seguros donde se incluya la agresión sexual no es muy popular en España, pero si en algunos países de cultura más anglosajona, donde se suelen incluir cláusulas muy especiales.

En España, al menos, no se discrimina la razón por la que se pide asistencia, la cobertura se da en cualquier caso y se cubren, rápidamente, los costes médicos. El problema es que este tipo de denuncias falsas son muy difíciles de comprobar y de desmentir. Incluso, las Fuerzas del Estado se encuentran con dificultades para poder comprobar si la denuncia se presentó únicamente con el objetivo de recibir una cantidad económica.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!