En el centro de Madrid se han detenido a doce ladrones que, después de quitarle los objetos a sus víctimas, les exigían mantener sexo a cambio de devolverles sus objetos robados. Todos eran hombres, de distintas nacionalidades, de edades entre los 19 y los 32 años. E, incluso, uno de los miembros era menor de edad.

Las investigaciones descubrieron que los ladrones solían actuar en la zona de la Puerta del Sol y de la Plaza Mayor, zonas con mucho tránsito de personas, turistas. Este grupo de ladrones llevaban a cabo sus robos con violencia, en pleno centro de la ciudad de Madrud, aprovechando el estado de embriaguez de la mayor parte de sus víctimas.

En ocasiones, para poder devolver las piezas robadas, exigían a las víctimas que debían mantener relaciones sexuales con ellos .

Según ha informado a los medios de comunicación la Jefatura Superior de Policía de Madrid, la organización de ladrones estaba formada por once varones de edades comprendidas entre los 19 y los 32 años, aunque había un menor de edad en el grupo. La investigación se inició al recibir la policía múltiples denuncias con un mismo "Modus operandi" en las mismas zonas de Madrid, lo que llevó a una investigación especial, ya que, no solo robaban con gran violencia, también, habrían llevado a cabo delitos de abusos sexuales.

Algunos de los miembros ya tenían antecedentes por delitos relacionados con 'contra la propiedad'

Tras llevar a cabo el análisis de distintas denuncias presentadas, los agentes descubrieron que podría existir un grupo de ladrones organizado que cometía robos con gran violencia e intimidación en pleno centro de la ciudad de Madrid. Los detenidos, primero, seleccionaban a sus posibles víctimas, en muchas ocasiones en estado de vulnerabilidad por estar en estado de embriaguez, y se acercaban en grupo (entre 3 y 5 personas), obligándolas a darles todos sus objetos personales, sobre todo, dinero, teléfonos móviles, documentación o sus tarjetas bancarias.

En algunas ocasiones, le ofrecían a las víctimas la posibilidad de mantener relaciones sexuales a cambio de volver a recuperar sus objetos personales

Igualmente, se ha publicado que en una operación, en paralelo, la policía ha detenido a un hombre de nacionalidad marroquí como presunto culpable de un total de once robos con gran violencia hacia personas mayores a las que abordaba en sus propios portales, igualmente, en el centro de la ciudad.

Dichos robos se realizaban a través de la técnica del tirón, les robaban la mayor cantidad de joyas posible y, en ocasiones, acababan en el suelo. Y, en caso de que las víctimas les reprochaban el robo, el detenido amenazaba violentamente a sus víctimas.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!