Sin duda, la historia de Laurent Simons, un pequeño de nacionalidad belga que está a punto de convertirse en el graduado universitario más joven, con apenas nueve años, está dando la vuelta al mundo. Si todo va bien, el pequeño se graduará en ingeniería eléctrica el próximo mes de diciembre.

Con tan solo siete años, el pequeño ya había aprobado todos los exámenes de Educación Secundaria

La historia de Laurent Simons, con tan solo nueve años, es una historia única. El pequeño está a punto de conseguir su diploma universitario, al convertirse en el graduado universitario más joven de la historia.

Sin duda, un prodigio de pequeño que está a punto de graduarse en la Universidad Tecnológica de la localidad de Eindhoven, en ingeniería con especialidad en electrónica, una carrera universitaria bastante exigente, incluso, para un verdadero prodigio de la ciencias.

Pero, el pequeño no se queda ahí. Quiere lograr el título de medicina y hacer un programa de doctorado en el campo de la electrónica. Sin duda, todo un genio que llama la atención a todas la personas que le rodean. Los progenitores del pequeño son los primeros que están sorprendidos por las grandes cualidades de su hijo. Lydia y Alexander Simons reconocen que no se creían a los abuelos del pequeño cuando aseguraban que él era superdotado; pero, poco tiempo después, los profesores del pequeño lo confirmaron.

El niño era capaz de superar una y otra prueba sin problemas y no tenía límites a la hora de hacer frente a los exámenes. Su padre ha asegurado, en una entrevista en la CNN, que los profesores le dijeron, desde un primer momento, que el pequeño era una verdadera esponja.

Las universidades más prestigiosas del mundo ya están interesadas en contar con él

Incluso, Sjoerd Hulshof, director del departamento de educación de la propia Universidad en el área de ingeniería eléctrica ha reconocido que el pequeño Laurent es el alumno más rápido que han tenido en toda su historia.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Televisión

No solo es superinteligente, también tiene una gran capacidad de compensión.

Laurent Simons inició la educación secundaria cuando tan solo tenía seis años, pero la educación “normal” le aburría, por lo que decidió formar parte de la dirección de un nuevo proyecto de investigación en el prestigioso Centro Médico a nivel Académico (AMC) en la ciudad de Ámsterdam.

Con solo siete años logró terminar la secundaria y, en marzo de este año 2019, inició sus estudios universitarios. En tan solo nueve meses ha sido capaz de superar todas las pruebas y presentará su proyecto final el próximo mes de diciembre.

Todo un récord muy difícil de superar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más