Los habitantes de la localidad de Valga, en Pontevedra, siguen intentando asimilar lo que ha pasado. Un crimen machista que se ha cobrado tres víctimas y dos niños que se han quedado sin madre, sin abuela y sin tía, siendo testigos directos del triple asesinato perpetrado por su padre, José Luis Abet.

Un vecino de la pequeña localidad gallega fue el responsable de poner a salvo a los pequeños. Este martes, el hombre ha asegurado en 'El programa de Ana Rosa' de Telecinco que el mayor de los hermanos estaba "completamente traumatizado y empezó a vomitar de la tensión".

Además, ha afirmado que el presunto asesino es una persona "muy agresiva" que ha protagonizado numerosas "polémicas" en el pueblo "desde el primer día que llegó".

El vecino que dio refugio a los dos hijos del matrimonio se llama Carlos

Por otro lado, este vecino ha pedido a los jueces que, "cuando metan en prisión" a Abet, "tiren la llave".

Horas después, la juez ha enviado al acusado a la cárcel por tres asesinatos. Se enfrenta a una posible pena de prisión permanente revisable por matar a su exesposa, a su excuñada y a su exsuegra.

Carlos ha contado en 'El programa de Ana Rosa' cómo su nuera escuchó el ruido de los disparos y vio a José Luis Abet, a posteriori, "caminando por la calle con una pistola en la mano como si no hubiera pasado nada".

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

Fue entonces cuando este vecino se acercó hasta la vivienda de Abet para saber qué estaba sucediendo, sin conocer que acababa de ser el escenario de un triple crimen.

"Lo primero que vi fue el cuerpo de la mujer mayor y ya no quise ver más", ha narrado en Telecinco.

Solo le pasaron por la cabeza los dos niños, de 4 y 7 años de edad, que fueron testigos de la tragedia. Cuando los encontró, los subió a su coche para ponerlos a salvo y evitar que vieran los cadáveres de la tres mujeres en el suelo sobre un charco de sangre.

Los pequeños acababan de contemplar un hecho atroz: su propio padre había acabado a tiros con la vida de su madre, de su tía y de su abuela, con las que convivían.

El mayor estaba completamente traumatizado y vomitó todo lo que había tomado en el desayuno

Al llegar a casa de Carlos, la nuera de éste les cambió de ropa y le puso la de sus hijos. Cuando el pequeño logró tranquilizarse, le preguntaron qué había pasado. El niño les dejó petrificados: "Su papá había matado a su mamá", recuerda el hombre que dijo el menor.

Los vecinos de Valga están seguros de que si cualquiera hubiera entrado en la casa o pasado por delante, Abet lo hubiera asesinado igual que a las tres mujeres.

Y es que con tal de matar a su exesposa, arrasó con todo aquel que se puso por delante a sangre fría.

Igualmente, Carlos ha confirmado que se escucharon "entre 12 y 14 disparos", por lo que se sospecha que el presunto asesino recargó el revólver.

El hombre ha asegurado que Abet es una persona "violenta y muy problemática", cuya vida "se basaba en tener incidentes con los vecinos, llevarse mal con todo aquel que le rodeaba e ir a los juzgados a interponer denuncias". Además, dice "que se reía de cualquiera que se encontraba por la calle".

La mujer asesinada junto a su madre y su hermana no había presentado denuncias contra su exmarido, pero si tenía cámaras de seguridad instaladas en la vivienda. Por otro lado, José Luis Abet había escrito mensajes en las redes sociales poco antes del triple crimen que demostraban que la relación entre ambos era complicada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más