A pesar de los esfuerzos por parte de las autoridades españolas, parece que el país es incapaz de reducir el desperdicio alimenticio, una de las causas del cambio climático. Solo cada año, en España se tiran 1.300 millones de kilos de comida a la basura. Una cantidad vergonzosa en una nación donde un tercio de los ciudadanos se encuentra en riesgo de pobreza.

En espera de que se apruebe una ley específica sobre este asunto, el problema sigue agravando las graves consecuencias provocadas por el cambio climático.

España se comprometió a reducir un 50% el desperdicio de comida para el año 2050

Hay que recordar que España fue uno de los países que se comprometió a reducir el desperdicio de alimentos hasta el 50% para el año 2030.

Tuvo que aceptarlo cuando llevó a cabo la adaptación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible presentados por la ONU en el mes de septiembre del pasado año 2015. Pero nuestro país no parece ir por buen camino para llegar al objetivo al que se comprometió ante Naciones Unidas.

Los hogares españoles tiran casi 1.340 millones de kilos de comida y bebida, según datos del año 2018.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Eso significa casi un 9% más que en el año 2017.

La explicación, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, es que estas cifras son consecuencia de las altas temperaturas que tuvieron lugar durante la primavera y el verano del año 2018, lo que provocó que los desperdicios aumentasen casi en un 11%.

Según explica el ministerio, la subida de las temperaturas está directamente relacionada con el aumento del desperdicio de alimentos, algo que es muy preocupante en un país como España, que sufre temperaturas extremas durante prácticamente todo el verano.

Estos datos también preocupan teniendo en cuenta el Informe sobre el Cambio Climático y Tierra firmado por el IPCC, un panel de expertos que se ocupa de asesorar a la ONU. El derroche de alimentos está detrás de entre el 8 y el 10% de las emisiones de efecto invernadero provocadas por la mano del hombre.

El aumento de temperaturas está directamente relacionado con el aumento del desperdicio de comida

Por esta razón, los expertos consideran que es urgente adaptar la dieta y la forma de llevar a cabo el actual modelo energético para poder luchar contra el cambio climático, que es una realidad que se está dejando notar en nuestro día a día.

En el caso de España, la Estrategia Nacional solo se ocupa de medir el despilfarro en las casas de los ciudadanos, no el que tiene lugar proveniente del sector agroalimentario. Y es muy preocupante que el 84,2% de los alimentos que se tiran a la basura, ni siquiera pasen por los fogones. Salen del frigorífico para acabar en el contenedor directamente.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más