A partir del próximo 9 de agosto, los vigilantes que se encargan de la seguridad del aeropuerto de El Prat, en Barcelona, han vuelto a convocar una nueva huelga de carácter indefinido. A esta huelga está convocado un número cercano a los 500 empleados del aeropuerto.

Trablisa, comité de empresa de la compañía que se encarga de garantizar la seguridad de los controles de seguridad del segundo aeropuerto más importante del país, el Aeropuerto Barcelona-El Prat, ha decidido volver a convocar una nueva huelga de tipo indefinida que se iniciará el próximo 9 de agosto para poder reclamar mejoras en los salarios y en las condiciones laborales.

Un total de 500 empleados están llamados a la huelga

A estos nuevos paros están llamados unos 500 empleados que se encargan día a día de mantener los controles de acceso al mencionado aeropuerto, que ya en el pasado año 2017, cuando dependían de la polémica empresa Eulen, decidieron llevar a cabo una huelga que puso en duda la operatividad del aeropuerto y que terminó con un laudo arbitral que debían cumplir ambas partes.

Los trabajadores llevan tiempo reclamando un plus económico de un euro más por hora por la gran carga física y psicológica que caracteriza su empleo.

Este año, la huelga ha sido convocada por varios sindicatos como son SPS, PROU, Alternativa Sindical o STTS, pero USO ha decidido desmarcarse de la última votación y no formará parte de la susodicha huelga, según han explicado las fuentes de los sindicatos a la agencia de comunicación EFE.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Los vigilantes exigen mejoras salariales y laborales por culpa de la gran presión que viven día a día

Los vigilantes de seguridad del aeropuerto reivindican un plus de tan solo un euro más por hora por culpa de la gran carga física y psicológica que deben aguantar, por la gran cantidad de viajeros y por las horas de los turnos de trabajo, además de que quieren recuperar el plus para el aparcamiento que cobraban antes.

Entre otras reivindicaciones se incluyen diez minutos de descanso por cada hora de trabajo y que se forme a toda la plantilla.

La huelga, que será durante 24 horas, se iniciará el próximo 9 de agosto y por el momento será indefinida, según ha advertido la Alternativa Sindical, aunque no ha entendido la decisión por parte de la Ejecutiva de Trablisa de no presentarse a la reunión convocada junto al comité para poder tratar las diferencias que hay entre las dos partes.

Incluso se ha visto como una irresponsabilidad. Un miembro del comité de huelga de la mencionada Alternativa Sindical, José Fidel Gómez, ha señalado que esta es una demostración del desprecio que tienen hacia los viajeros que recorren todos los días los pasillos del aeropuerto y la representación de los trabajadores. Además, son los viajeros los que sufren las huelgas y los inconvenientes que provocan, con los pésimos resultados de huelgas pasadas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más