Los responsables de la red social “Instagram” han decidido empezar una guerra contra el “like” y han decidido eliminar la posibilidad de dar “me gusta” a las imágenes en un total de seis países: Italia, Irlanda, Brasil, Japón, Australia, y Nueva Zelanda, aunque la estrategia es que sea en todo el mundo para darle muerte al “like” y a la obsesión por conseguir el mayor número de “me gusta” posibles.

Pero, los usuarios si van a saber el número de “likes” que recibe una fotografía de parte de sus seguidores y podrán contabilizar la influencia que tiene su contenido

Instagram ha decidido anunciar que en seis países dará un paso adelante en su lucha contra la obsesión a los “likes” al ocultar el número de “me gusta” que ha recibido una fotografía. Pero, la persona que ha realizado la publicación si podrá conocer el número de “likes” que ha recibido una determinada fotografía; pero, el resto de los usuarios de la red social, no.

La red social toma esta decisión tan drástica, ya que, la sociedad de salud público de Reino Unido ha advertido que las redes sociales, sobre todo en el caso de Instagram, provoca un aumento de la ansiedad y de la depresión entre los usuarios más jóvenes.

La presión por lograr ser el usuario más seguido y más popular acaba por llevar a varios usuarios a hacer verdaderas locuras

Pero, algunos expertos consideran que esta decisión no va a ser una salida, ya que, aunque los “me gusta” lleguen a desaparecer, la presión social que sienten los adolescentes seguirá ahí.

Instagram es una red de intercambio de fotografía y vídeos que ya ha llegado a mil millones de perfiles de todas las partes del mundo, pero ha cambiado la forma de concebir la vida social de los más jóvenes y ha provocado que muchos usuarios estén sufriendo mucha presión por conseguir la foto con más “likes” o el vídeo con el mayor número de reproducciones posibles.

Igualmente, Adam Mosseri, jefe de Instagram, ha anunciado que se crearía una nueva herramienta para luchar contra el acoso en las redes sociales, donde se incluirá la posibilidad de enviar un mensaje de advertencia para luchar contra los comentarios de odio que se hayan generado por un software de inteligencia de tipo artificial.

Los países que han sido elegidos para ocultar “me gusta” en las fotografías de los usuarios son Irlanda, Australia, Italia, Brasil, Japón y Nueva Zelanda. Aunque el primer país donde se hizo la prueba fue Canadá. El objetivo es lograr que Instagram se convierta en una red social donde los usuarios puedan expresarse, a través de sus imágenes, con total libertad. Y que los usuarios pierdan la presión a la hora de compartir imágenes, que suban lo que realmente aman, no lo que consideran que hará que sean más populares.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más