El sistema español de solicitud de asilo en España sigue demostrando que algo falla: las solicitudes pendientes de resolución ya han superado la cifra de 100.000. Una cifra que preocupa, y mucho. CEAR, que está a punto de cumplir cuarenta años de existencia, acaba de presentar su informe anual sobre cuál es la situación de los refugiados en España y en el continente europeo. Lo que queda claro es que el sistema español de asilo ha llegado al colapso.

Según la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, CEAR, esta situación venía siendo denunciada desde hace bastante tiempo y el Gobierno, en vez de mejorar el sistema, ha permitido que vaya empeorando. Si el año 2018 se cerró con un total de 79.000 expedientes que estaban pendientes de resolución, solo seis meses después, la cifra ha superado a los 100.000, según datos que maneja la Comisión.

Los expertos del CEAR consideran que es muy necesario un refuerzo urgente y realmente firme del actual sistema de asilo para poder dar una serie de respuestas de manera estable a la realidad que se está viviendo en el territorio español, que se encuentra entre los primeros puestos del continente europeo en número de solicitudes de asilo.

Estos datos se han hecho públicos durante la presentación de “La situación de las personas refugiadas en Europa y en España”

CEAR indica que el escenario actual muestra un aumento de solicitudes que no dejan de aumentar, además de grandes dificultades para acceder a dichas solicitudes en varios territorios y los largos períodos de espera a los que deben enfrentarse los solicitantes de asilo.

El año pasado se logró que el número de solicitudes que fueran admitidas a trámite aumentasen en un 73% llegando a la cifra de 54.065 solicitudes, pero en los cinco últimos meses, la cifra se ha vuelto a disparar: se ha presentado una cifra superior a las 46.000 solicitudes.

CEAR vuelve a pedir al Gobierno que se recupere la política que se siguió en el caso del Aquarius y que se apruebe un Pacto de Estado por el Asilo, basado en los pactos que se han hecho a nivel mundial sobre migración y refugio que han sido ratificados por el Gobierno español el pasado mes de diciembre.

CEAR ha valorado muy positivamente la propuesta del Ejecutivo de llevar a cabo recursos y centros para poder mejorar la recepción y la acogida de las personas que llegan hasta las costas de España.

El CEAR ha recordado aquellos importantes gestos que ha tenido el Gobierno de España a la hora de aceptar las embarcaciones que habían rescatado a migrantes de morir en el Mar Mediterráneo que habían sido rechazados, previamente, por Malta e Italia.

En los últimos años, la situación se ha complicado en vez de facilitar los trámites

Después de estos gestos, el Gobierno solo ha puesto dificultades a los distintos barcos de las ONGs y han impedido que realizasen su trabajo de rescate en el Mar Mediterráneo a lo largo de varios meses o que se recurriese a un acuerdo el año 1992 con Marruecos para llevar a cabo devoluciones expréss.

El CEAR apuesta por un primer trabajo en materia de las actuales políticas migrantes y España debería ser líder de la Unión Europea en la manera de gestionar este grave problema, sin centrarse única y exclusivamente en el control absoluto de las fronteras del continente.

Estrella Galán, directora del CEAR, ha recordado que en los últimos años Europa ha apostado por cerrar las fronteras, poner obstáculos a las organizaciones que intentaban salvar vidas en el Mediterráneo y hay una corriente xenófoba que está ganando terreno en los gobiernos europeos y en los medios de comunicación.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más