Los miembros de La Manada ha ingresado en prisión la tarde de este viernes después de que, por la mañana, el Tribunal Supremo fallara que son culpables de un delito continuado de violación y elevara la pena a 15 años de cárcel.

Los cinco condenados han sido detenidos en Sevilla nada más concluir la vista pública celebrada en Madrid prevista para hoy. Según el periódico El País, algunos de ellos tenían planeado abandonar la capital andaluza.

Al parecer, no pensaban fugarse, sino huir de los medios de comunicación en un día tan señalado.

Tras conocerse la decisión del Alto Tribunal, la Audiencia de Navarra ha emitido de forma inmediata una orden de busca y captura contra todos los integrantes del grupo y ha ordenado su traslado a la cárcel.

Ángel Boza ha preferido presentarse en la comisaría por su propio pie

De acuerdo con la información que publica el diario El Mundo, dos de ellos, Antonio Manuel Guerrero -que dejará de ser agente de la Guardia Civil en cuanto se notifique esta nueva sentencia- y Jesús Escudero, han sido detenidos por la Policía Nacional en sus respectivos domicilios de la ciudad hispalense.

Mientras, a José Ángel Prenda y Alfonso Jesús Cabezuelo -que ya perdió su condición de militar-, se les ha arrestado en la calle, cuando se dirigían a sus casas.

Por su parte, Ángel Boza -condenado por robar unas gafas de sol el pasado verano mientras disfrutaba de la libertad condicional- ha preferido no esperar a que lo detuvieran y ha decidido entregarse voluntariamente en la comisaría sevillana de la avenida Blas Infante pasadas las 16:30 horas.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Podemos Televisión

Su abogado no esperaba un desenlace 'tan rápido'

Después, los cinco miembros de La Manada, a los que las fuerzas de seguridad vigilaban de cerca y que tenían retirado el pasaporte, han sido trasladados al centro penitenciario de Sevilla I, situado en la localidad de Mairena del Alcor.

Horas antes y mientras tenía lugar la vista en el Supremo, todos habían acudido a firmar a los juzgados del Prado de San Sebastián, algo a lo que estaban obligados cada lunes, miércoles y viernes desde que salieron en libertad.

El abogado de los ahora nuevamente reclusos, Agustín Martínez, asegura que no se esperaba una detención e ingreso en prisión tan "rápidos", ni que el TS fuera a dictar su fallo "de manera tan inmediata".

El letrado lamenta que sus representados hayan sido enviados a la cárcel antes de que se les haya comunicado la sentencia y sin "poder despedirse de su familia".

La Fiscalía pide siete años por el caso de Pozoblanco

Los magistrados del Supremo califican los hechos perpetrados por La Manada en Pamplona en el año 2016 como violación y eleva la condena a 15 años. Así, el Alto Tribunal revoca la sentencia de los jueces navarros que consideraron el ataque de los cinco jóvenes a una chica durante los sanfermines como un simple abuso sexual.

Cabe recordar que todos ellos, excepto Boza, el más joven, están pendientes de que se resuelva un caso similar en el que están implicados. Ocurrió dos meses antes de que viajaran a Navarra en el municipio cordobés de Pozoblanco. La Fiscalía les pide otros siete años de cárcel "por realizar tocamientos a una joven que estaba sin sentido".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más