Las Islas Baleares se han convertido en la primera comunidad autónoma en tomar medidas reales contra la contaminación: los vehículos diésel quedarán prohibidos en el año 2025 y los de gasolina en el año 2035.

La Ley de Cambio Climático y de Transición Energética de las Islas Baleares has sido ratificada gracias al voto de la izquierda, que es mayoría. De esta manera, las Islas Baleares se han adelantado al veto a este tipo de vehículos que estaba previsto para el año 2050 en la Unión Europea.

Las islas Baleares, pioneras en Europa

La ley que se ha aprobado este martes por parte del Parlament Balear impedirá que circulen nuevos vehículos diésel por las islas Baleares a partir del próximo año 2025, una prohibición que se ampliará para los vehículos de gasolina para el año 2035.

Anuncios

Los puntos más restrictivos fueron rechazados por el Partido Popular y Ciudadanos, aunque sí han aceptado algunas secciones de la nueva ley promulgada.

El Partido Popular ha acusado al propio Govern de querer imponer prohibiciones muy negativas para la economía de las Islas Baleares y ya ha planteado la retirada de la susodicha ley. Incluso, ya lo han planteado a través de una carta al propio José María Marín Quemada, presidente de Comisión Nacional de los Mercados y a Competencia (CNMC), una acción que ha sido criticada por los portavoces de los partidos de izquierdas por ser una injerencia ilegítima dentro de la autonomía que posee el Parlament.

De esta manera, como explica Marc Pons, el actual conseller de Territorio, Energía y Movilidad, las Islas Baleares se han adelantado al veto de la Unión Europea para el año 2050, lo que implica ser los primero, lo que tiene una serie de riesgos.

De momento, se ha concienciado a la población balear

Aunque la ley veta a los vehículos que utilizan combustibles fósiles, aquellas motos, Coches, camiones o furgonetas diésel y gasolina que sean matriculados antes del 2025 y 2035, de manera respectiva, podrían circular hasta el momento de la prohibición definitiva.

Otras medidas dentro de la ley son, por ejemplo, que las empresas de alquiler de vehículos tendrán que ir incorporando, de manera progresiva, vehículos eléctricos del 2% que tendrán el año que viene hasta el 100% en el año 2035.

Anuncios

También se facilitará a los municipios, herramientas normativas para poder restringir la circulación de vehículos en aquellas zonas que estén más contaminadas y se extenderán las limitaciones sobre gases nocivos al sector náutico que está vinculado al transporte de pasajeros, mercancías y de recreo.

Otros puntos buscan incentivar la generación de energía gracias a fuentes renovables: se incorporarán placas fotovoltaicas en los nuevos aparcamientos con más de 1. 000 metros cuadrados y en los que ya existen de más de 500 metros cuadrados.

Se buscará desmantelar las centrales eléctricas

Otro aspecto que se contempla es el desmantelamiento progresivo de las centrales eléctricas, tanto de gasóleo como de carbón, de Es Murterar (en Mallorca), Ibiza, Formentera y Mahón, lo que hará que el archipiélago dependerá de las fuentes renovables y de la conexión con la península a través de cable eléctrico submarino.

En el año 2025, todo el alumbrado público será de bajo consumo. Y las medianas y grandes empresas estarán obligadas a realizar el cálculo y registro de su “huella de carbono” para poder reducirla en el año 2025.

Anuncios