Elon Musk sigue en su lucha personal para acabar con los problemas de movilidad en las grandes ciudades. Ha mandado construir un túnel para poder evitar los atascos y por el cual se podría circular a una velocidad máxima de 240 kilómetros/hora.

Un túnel bajo su propia empresa

El prototipo de dicho túnel, de unos dos kilómetros de longitud, lo ha mandado excavar justo debajo de su propia empresa. El fundador de Tesla, Elon Musk, ha entendido que estamos ante un grave problema: la necesidad de moverse y hacerlo rápido.

Por eso, ha presentado un prototipo de túnel para poder transportar tanto a personas en cabinas o impulsarlas mientras viajan en sus propios vehículos.

La idea le vino a la cabeza un día al viajar hacia su empresa, que está en la ciudad de Los Ángeles, una de las ciudades con más tráfico del mundo, y darse cuenta de los problemas que provocaba la congestión. Como en Los Ángeles, esta problemática sucede en todas las grandes ciudades. Este prototipo de túnel fue excavado en la zona del subsuelo de la propia sede de su empresa SpaceX, líder en el sector del transporte aeroespacial, que está ubicado en Hawthorne, una zona muy cercana a la ciudad de Los Ángeles.

Musk, en persona, decidió realizar el recorrido de prueba en uno de los propios vehículos eléctricos TESLA a unos 80 kilómetros por hora, aunque se calcula que podría llegar a circular vehículos a la velocidad máxima de 240 kilómetros por hora.

El presupuesto para hacer este túnel ha sido de unos diez millones de dólares. Este coste ha sido completamente asumido por la empresa de infraestructuras, Boring Company. Se ha realizado bajo una combinación de maquinaria más tradicional y con la tecnología más moderna, lo que ha sido un logro para la empresa: se ha ahorrado mucho tiempo y dinero.

El sistema de perforación más tradicional es hasta 40 veces más lento y muchísimo más costoso, ya que, los diámetros que realizan son mucho más grandes de lo que se necesitan.

Musk espera que este tipo de túneles se puedan expandir y mejorar, de manera ilimitada.

Se podría llegar a crear un sistema de autopistas en tres niveles. Con este sistema de túneles se lograría que el trayecto entre el centro de Los Ángeles y su aeropuerto internacional (LAX) se podría realizar en tan sólo ocho minutos.

En un vehículo, con una congestión “normal”, el recorrido se realiza en un período de tiempo entre 30 y 40 minutos.

Ya hay varios túneles proyectados

La Boring Company ya está trabajando en el “Dugout Loop” para transportar a los ciudadanos desde distintos barrios de la ciudad hasta el estadio de los Dodgers.

Se ha calculado que se podrán transportar hasta 1400 personas por evento. También, tienen planeado conectar el aeropuerto internacional O´Hare con el centro de Chicago o en ciudades como Washington y Baltimore.

El objetivo principal es conseguir que los ciudadanos ahorren tiempo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!