Las pataletas infantiles son comunes en Niños de 2 a 3 años aproximadamente, estas se deben a querer llamar la atención de los padres por querer obtener algo que no le dan, muchas veces son necesidades físicas como hambre o sed, y otras necesidades emocionales.

Herramientas para prevenir rabietas infantiles

  • Algunos padres suelen enseñarle a los niños de 18 a 24 meses unas palabras claves que pueden ayudarle a expresar ideas y necesidades como por ejemplo; "más", "se acabó", "quiero", "cansado", entre otras. Esto previene que pueda causar molestias e incomodidades en los niños que algunas veces son generadas por la falta de comunicación y no saber cómo exteriorizar sus necesidades.
  • Si los padres van a realizar compras, es importante que tomen en cuenta si el niño comió o durmió, o si fue al baño antes de salir. Puede resultar desagradable evaluar y examinar el motivo de una rabieta pero es necesario para lograr controlar molestias en el futuro.
  • Los padres deben mantener la calma, porque por más pacientes que suelan ser, puede llegar a sentir por un momento desespero y angustia, pero lo importante es permanecer una postura firme para que sea de modelo a seguir por los niños.

¿Qué hacer ante las rabietas infantiles?

  • Luego de una rabieta o berrinche el niño se encuentra calmado se debe preguntar y dialogar con él, para preguntarle y explicarle los motivos por los cuales no debe pedir las cosas de esa manera. Es importante hablarle de forma calmada.
  • Llevar al niño a un sitio seguro y prevenir que en medio del berrinche pueda hacerse daño o causarle daño a otros.
  • Es importante que el niño conozca previamente los límites y normas.
  • Muchos psicólogos recomiendan aplicarle al niño un "tiempo fuera" donde pueda sentarse en un lugar sólo por un tiempo, un minuto por cada año del niño.
  • Las rabietas infantiles pueden ser por el carácter o la educación recibida, aunque no se pueden evitar, si se puede prevenir las intensidades y la frecuencia de cada una de ellas, de ello depende lo que los padres pueden enseñarle a los niños a cómo afrontarlo.

Los padres nunca deben ceder ante estas pataletas, el niño debe comprender que es una conducta inaceptable con la cual no cambiará la forma de pensar de sus padres y no conseguirá nada con ello.

Muchos piensan que la mejor forma y manera es ignorando cada situación, pero con esto se coloca en riesgo los comportamientos que puedan tener en el futuro y cómo pueden afectarles en su crecimiento.