Todo empezó cuando tu galán desapareció de tu vida sin el menor aviso. Claro que tu fuiste a la policía, a su casa y hasta con un médium para que te explicaran que rayos había pasado con tu novio. Pero justo cuando pensabas lo mejor de él, apareció de nuevo en escena y ¡con novia nueva! Después de jurar y perjurar que no te importa, que de hecho ya no querías andar con él; comienzas a ver con nuevos ojos a otro chico. Este nuevo galán siempre te ha dejado claro que le agradas, solo que a ti no te había llamado la atención sino hasta ahora. La cosa es que comienzas a salir con él pero resulta que no has olvidado a tu ex y tampoco sabes si de verdad quieres a tu actual novio.

El caso es que estás hecha un nudo. Si es así, lee lo siguiente que te ayudará.

Ante esta situación, lo mejor es que no te preocupes y solo entiende que en ningún lugar del mundo puede funcionar eso de “un clavo saca a otro clavo”, en ningún idioma y de ninguna manera es una buena estrategia, porque estas recurriendo a algo externo para poder solucionar algo interno y ciertamente es algo ilógico. Un novio nuevo no es el remedio para mejorar la opinión [VIDEO]de uno mismo ni para calmar nuestro temor a que los demás piensen que tu ex te cambió porque no vales la pena. Dicho de otra forma: no funciona esa estrategia porque te estas engañando a ti misma, así que antes que nada, en primer lugar lo que necesitas es ser totalmente sincera contigo misma.

Personas diferentes, clavos diferentes

El primer paso que tienes que dar aquí es ver por qué decidiste antes que nada andar con tu nuevo novio.

No es difícil adivinarlo. Todos los que estamos leyendo esta página sabemos que tiene que ver con tu deseo de seguir adelante y olvidarte de tu ex. Pero el hecho es que por lo general, hay otro motivo más en el fondo y que es importante aclarar.

Debes fijarte en lo que de verdad quieres para ti y mereces, porque no es lo mismo andar con alguien para darle celos a otra persona, que hacerlo porque te hace sentir que todavía eres alguien que vale la pena, o hacerlo simplemente porque ya quieres pasar a otra cosa. Y por lo mismo, en cada uno de los casos va a ser muy diferente la respuesta a la siguiente pregunta importante:

¿Seguir o no con él?

Este es el punto más escabroso del tema. Y la verdad, es posible que nos preguntemos si nos conviene seguir andando con el segundo clavo, factor que es lo que está poniendo tanta presión a este asunto.

Es por ello que tienes tres opciones principales: Si el verdadero motivo por el que andas con tu nuevo novio, se basa solo en darle celos a tu ex y no sientes ninguna química con él, lo mejor es que lo dejes a un lado y no lo lastimes.

En segundo lugar, si el problema que tienes es que sientes química y te gusta tu nuevo novio pero también estas con él para que tu ex los vea, lo que puede que necesites es un tiempo para ti sola y así poder reflexionar bien que es lo que deseas. Por último puede que llegues a hacerte la pregunta [VIDEO]de que realmente empezaste a salir con tu actual novio solo por olvidar a tu ex pero a medida del tiempo, empezaste a quererlo pues debes pensar bien en si quieres darle la oportunidad a este chico o prefieres dejarlo libre y estar sola, para lograr superar a tu ex.

La diferencia entre sacar clavos y dar una oportunidad, es que en el primer caso solo utilizas a la persona y no te relacionas con ella. En el segundo caso, por otro lado, sabes que no vas a olvidar milagrosamente a tu ex y más bien utilizas esta nueva experiencia para que esta vez tu nueva relación tome otros rumbos.