Ha sorprendido a los fieles lectores de sus viñetas diarias en El Periódico de Catalunya, y es que Miquel Ferreres, que lleva 20 años publicándolas en este diario, dejará de hacerlo el día 28 de este mes. Y conociendo las bajas y ceses en otros diarios como El País, todos sospechan que es por razones ideológicas, por ir sus viñetas contra la línea editorial de El Periódico, cuyo director, Enric Hernández, es un unionista furibundo, que se ha radicalizado en dicha postura desde que empezó la última fase del Procés.

'Motivos económicos y técnicos', dice El Periódico

Ayer se sabía que Ferreres cesa en El Periódico “por motivos económicos y técnicos”. Razones poco coherentes, que todos sospechan que son ideológicas, ya que Ferreres ha criticado en sus viñetas la represión policial durante y después del Referéndum del 1-O, con el encarcelamiento de miembros del Govern catalán, los Jordis y el exilio del ex President Carles Puigdemont, además de la actitud poco ética de los partidos unionistas.

Miquel Ferreres lleva dibujando desde 1975, y ha pasado por El Papus, El Jueves, Avui, La Vanguardia, El País y El Periódico, entre otros.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Mujer

Ilustran este artículo varias de sus viñetas, incisivas y claras en lo que critica, tanto a la derecha española como al independentismo.

Lo de “motivos económicos y técnicos” parece mera excusa para quitarse de encima a alguien que no santifica en sus dibujos al Gobierno Rajoy ni a los partidos unionistas, o que si lo hace, no es en plan hagiografía. El Periódico de Catalunya, como el Grupo Zeta, padece una grave crisis económica que le obligó a cerrar el mes pasado sus revistas Interviu [VIDEO] y Tiempo súbitamente, sin avisar.

Precedentes en 20 Minutos, El Jueves o El País

Esto de despedir dibujantes díscolos o de “verso suelto”, ya se ha convertido en algo normal: recordemos cuando en 2014, muchos dibujantes de El Jueves dejaron la revista para fundar otra por su cuenta, más libre, o cuando Eneko [VIDEO] fue despedido de 20 Minutos. Todos por no doblegarse a la línea editorial, casi “de pensamiento único”, de ambas publicaciones.

Hace años, El País, después de muchos años trabajando para ellos, despidió al dibujante Carles Romeu, creador de El País de Miguelito y Betty, por que recibió quejas y presiones de la Embajada de Israel en Madrid debido a chistes de él muy críticos con la brutal actitud represiva israelí hacía los palestinos. Este cronista recuerda que Romeu hizo alguna de estas críticas con poco tacto, rozando el odio racial antijudío, haciendo decir a Miguelito: “Tan mal no les debió ir [a los judíos] con los nazis: lo aprendieron todo sobre el genocidio”.

En El Periódico sorprendió el final súbito, el año 2010, de la tira cómica diaria “Familia Tipo” del argentino Horacio Altuna. Pero ello fue por la crisis económica que afectaba a todo y por que dicha tira había perdido interés, debido a la obsesiva tendencia del dibujante de sacar a sus protagonistas femeninas en bikini y posturas sexys o mostrar a las chicas que se negaban a ligar con el machista hijo mayor de la familia como histéricas y antipáticas, algo que hoy en día recibiría muchas críticas, más que las que recibió en su día.

Pero preocupa mucho la tendencia de grandes medios, más preocupados por no ofender a nadie, sobre todo si son anunciantes con mucho dinero para poner en publicidad, lo que les lleva cada día más al servilismo más descarado, por lo que la gente busca cada vez más en Internet medios modestos pero más imparciales para informarse de verdad. Por ello, no extraña la caída en picado y crisis galopante de diarios antes campeones de ventas.