Ana se ha convertido en uno de los nombres más pronunciados de las últimas horas. Tras poner en alerta meteorológica a más de la mitad del país, intentamos conocer como se origina una #Borrasca.

Según los especialistas, una borrasca es una especie de ciclón que se desarrolla y transcurre entre los 30º y los 60º de latitud, es decir latitudes consideradas medias.

La baja presión origina que el viento gire el en sentido contrario, se intensifica a medida que la presión desciende. Sí, es cierto no es un fenómeno fácil de comprender.

Aunque deberíamos ir familiarizándonos, porque después de la #Borrasca Ana, llegaran otras, que además, ya tienen nombre.

Es un proceso muy utilizado en Estados Unidos para nombrar a los huracanes que azotan sus costas cada año. Se aplica el alfabeto y se le designa una letra de esta a cada fenómeno. Particularmente con Ana se ha decidido comenzar por un nombre femenino, lo que significa que el próximo fenónemo meteorológico encabezará su nombre con la letra B y corresponderá uno masculino.

De hecho, si quieres hacer alarde durante las próximas lluvias y tormentas, recuerda que Bruno, Carmen, David y Emma serán los nombres de las siguientes tres tormentas en la península. #Clima