Un extenso repaso por la situación en Cataluña y un pedido de pluralidad y respeto al Estado de derecho han dado paso a un Rey que ha demostrado su empatía y su compromiso social.

Tras hacer referencia las consecuencias que la crisis económica ha dejado en muchas familias españolas, Felipe VI no ha querido dejar de mencionar a las mujeres víctimas de violencia de género.

El Rey Felipe VI la catalogado como una violencia criminal [VIDEO]y cobarde, que degrada la convivencia social. Sin perder el tono cercano pero adusto con el que hacía referencia a uno de los puntos más acuciantes de nuestra sociedad, ha calificado de "lacra inadmisible" a la violencia de género.

Ha apelado a la necesidad de una consciencia social que nos involucre a todos para luchar contra ella.

Las 46 mujeres que han muerto durante el 2017 víctimas de la violencia de su pareja o ex pareja no son datos lejanos para el Rey. Comprometido con la grave situación que vive no solo el país, sino también el mundo, el monarca ha dejado claro su parecer. Ha manifestado ser consciente de las dificultades de muchas mujeres para denunciar los hechos. El año que se va ha sido clave en la visibilidad de cientos de casos que desde la violencia doméstica, la machista y la de abusos y agresiones sexuales en distinto ámbitos de la sociedad. [VIDEO]