La colaboradora Rosa Benito acaba de convertirse en una más de las figuras mediáticas de Telecinco que ha dado el paso de ponerse la vacuna contra el Coronavirus. La tía de Rocío Carrasco había rechazado hasta el ocho ocasiones su cita con la salud pública y confesó estar atemorizada ante el hecho de vacunarse con el fármaco de AstraZeneca. Sin embargo, debido a su edad y a la presión pública, finalmente Rosa ha decidido dar el paso y ponerse delante de todas las cámaras la primera dosis con éxito.

Rosa Benito estaba asustada por la vacuna

Rosa Benito confesaba haber estado muy nerviosa y "dormir regular" la noche antes de ponerse la vacuna.

La colaboradora tendría algunos problemas de circulación y, debido a la información que se ha ido trasmitiendo sobre los efectos secundarios de la vacuna, habría estado temerosa a dar el paso. La cuñada de la Jurado ya había rechazado antes su cita, pero finalmente ha entendido no solo la importancia que tiene para la población que todos nos vacunemos, sino la repercusión que tiene sus acciones y su ejemplo dentro de la opinión de mucha gente. Es por eso que, decidida, se habría dirigido en compañía de las cámaras al hospital Isabel Zendal, donde ha recibido la primera dosis con buen salud y sin complicaciones.

Ana Rosa sirvió de ejemplo a Rosa Benito

Rosa Benito confiesa que una de las personas que le habrían ayudado a tomar la decisión de vacunarse ha sido Ana Rosa Quintana.

La presentadora de Telecinco fue una de las primeras de la cadena en dar el paso y, a pesar de que por edad y por la difusión de los medios, había una intranquilidad con ponerse la dosis de AstraZeneca, el hecho de que su compañera se hubiera atrevido y no hubiera sufrido complicaciones, la habría motivado a seguir adelante y a convertirse en un ejemplo más de que la vacuna siempre sería el beneficio mayor en la situación en la que estamos.

Rosa Benito aprovechó de ligar

Sin embargo, y a pesar de que la vacuna se convirtió en el tema relevante del momento, Rosa Benito no habría perdido el tiempo en su visita al hospital. Y es que, según los reporteros que estuvieron acompañando a la colaboradora, Rosa se habría fijado en uno de los hombre con los que compartió el espacio.

Ambos habrían intercambiado un intenso cruce de miradas sin percatarse de todo el mundo que estaba siendo testigo de aquello.

Posteriormente, Rosa Benito fue preguntada en plató por ese extraño momento de "tonteo", al que la colaboradora no quiso entrar demasiado. "No me ha pasado nada. Como dice el refrán a quien madruga Dios le ayuda y a mí me ha ayudado en algo", afirmaba Rosa sin querer dar más detalle que el hecho de que ese hombre sin duda fue de su agrado.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!