La docuserie de Rocío Carrasco 'Rocío: contar la verdad para seguir viva' continúa generando controversia en los involucrados, entre ellos, su hija, Rocío Flores. La joven de 24 años, ante tantos revuelos originados a partir de este, le pide a su madre que puedan entrar en un diálogo para encontrar una solución más sana y franca: “Mamá, te lo digo a ti directamente, levanta el teléfono y llámanos, siéntate con nosotros para aclarar las cosas”, dijo desde 'El programa de Ana Rosa' y con lágrimas de decepción en los ojos.

La familia Flores Carrasco se encuentra muy afectada por la coyuntura que envuelve a la protagonista del documental y, como lo resaltó Rocío Flores, tanto sus hermanos como ella están sufriendo mucho ahora mismo y lamentan que su madre no desmienta las acusaciones de que sus hijos no han intentado ponerse en contacto con ella.

“Basta ya, no puedo más. Lo digo de corazón, no puedo más, las cosas en mi casa son insostenibles”, dijo ante toda la revuelta y mal familiar que ha detonado el documental.

La batalla de Rocío Flores

Luego de haber intentado contactar a Carrasco, Flores revela que la única manera de llegar a su madre es públicamente y que es urgente que la llame a ella y a su hermano David, pues asegura, entre llantos y lamentos, que mucho de lo que se cuenta en el documental no es cierto: “Las cosas no son así y cuando digo que no son así es porque es la realidad”, dijo agregando que “jamás en la vida se me ha provocado odio hacia mi madre”.

El próximo miércoles, la hija de Carrasco volverá al programa para continuar desvelando algunos asuntos de la docuserie y del problema familiar, por lo que se espera que la presentadora y protagonista de esta polémica responda a sus hijos y aclare lo que está ocurriendo, así como por qué no quiere contactarse con su hija.

Aldón opina sobre las declaraciones de Rocío Flores

Debido a la magnitud del escándalo, muchas figuras públicas han dado a conocer sus puntos de vista. Entre ellas, Ana María Aldón, quien pudo conocer a la hija de Rocío Carrasco en el concurso televisivo 'Supervivientes' y con quien comparte una historia familiar, ahora ha dado a conocer su opinión acerca de las declaraciones desilusionadas de Flores en 'Viva la vida'.

Para Aldón, Ro estaba llamando a su madre como el auxilio de una hija claramente desesperada y que ya no puede con este sentimiento de abatimiento. Pese a ello, añadió que Rocío Carrasco tiene sus razones y no hay que juzgar por qué se niega a contestar las llamadas de su hija: “Ella está mal, está en tratamiento y, si no se encuentra capacitada para coger el teléfono y no sabe cómo va a reaccionar, lo entiendo.

El miedo también paraliza”, intentó defender a la colaboradora de Televisión.

Aun así, Ana María ha declarado que está segura de que hay esperanza para la familia y que la relación madre e hijos podría repararse siempre y cuando se dejen atrás “el rencor y el odio”. Asimismo, promovió que el documental les sirva como una herramienta para encontrar la solución a sus problemas y como una lección para la familia.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Mujer
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!