Raquel Mosquera se ha posicionado en el polémico asunto que se expone en el documental de la vida de Rocío Carrasco y Antonio David Flores mientras eran pareja. Según Mosquera, si el padre de Rocío Carrasco se encontrase vivo, haría recapacitar a su hija.

Raquel Mosquera habla para los medios y da su opinión

Raquel es de nuevo noticia y vuelve a ser el foco de atención de todos los medios periodísticos después de que Rocío Carrasco la mencionase en uno de los capítulos de la docuserie 'Rocío: contar la verdad para seguir viva’.

Tras decir Rocío Carrasco que la peluquera es para ella alguien que no existe, Mosquera ha querido defenderse como era de esperar.

Además, no solo se ha defendido a través de las redes sociales sino que también lo ha hecho a través de los medios de comunicación.

Si Pedro Carrasco estuviese vivo sería diferente

Esas son las palabras que ha utilizado la peluquera. Insiste en que si el que fue su marido estuviera vivo haría recapacitar a Rocío Carrasco. Una actitud que no ha pasado desapercibida por nadie. Y es que, Mosquera siempre ha permanecido callada y sin posicionarse pero ahora explica que está muy cansada con toda la polémica que lleva años estando alrededor de Rocío Carrasco.

Afirma que es indignante que se hable mal de una persona que está fallecida y que no se puede defender. Además, ella no quiere que se manche más la figura que fue su marido en vida y por ese motivo, sale a defenderle.

El fallecimiento del boxeador y la enemistad entre Rocío Carrasco y Raquel Mosquera

Cuando falleció Pedro Carrasco comenzó la guerra y enemistad entre las dos mujeres. Según se comentó, la peluquera se quedó con un reloj que habría pertenecido a Pedro Carrasco en vida y que en vez de devolvérselo a la hija de este, se lo quedó.

Según Rocío, el reloj tenía una inscripción ‘La más grande’. Y fue un regalo de bodas que su padre le hizo.

Según cuenta Raquel Mosquera, cuando ella conoció a Rocío Carrasco, era una niña buena y joven como cualquier otro adolescente de su edad. Además, reconoce que era una niña caprichosa y que siempre conseguía salirse con la suya.

Según afirma, la niña siempre parecía tener a su padre, Pedro Carrasco, de su parte para conseguir lo que quería. Además, él, parecía no querer negarle los antojos aunque si intentaba hacerla ver que no siempre se podía tener todo lo que uno pedía. Así como, intentar hacerla ver el verdadero valor de las cosas.

Algunos de estos antojos eran anillos de elevado coste con tres gemas. Pero lo que llama la atención es que Mosquera afirma que Pedro Carrasco consentía lo que era razonable a su hija mientras que Rocío Jurado le daba a su hija todo lo que pedía. Fuera razonable o no.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!