Miguel Bosé sigue siendo tendencia tras sus últimas declaraciones contra su amigo Jordi Évole. Y todo ello tras la entrevista que este último le realizó en su programa de La Sexta. El cantante español aparte de repasar su vida también tuvo tiempo para hablar del Covid-19. Y es aquí donde surge, quizá, el problema. Y donde el artista siente haber sufrido "encerronas incómodas". Además de asegurar que sufrió ciertas trampas durante el desarrollo de dicha entrevista. Por lo tanto y como siempre ha hecho, a lo largo de su carrera, no ha dudado en salir al paso de todo lo sucedido y del impacto generado por su intervención y sus palabras.

Mostrándose decepcionado ante una amistad que ha querido dejar en duda.

Una entrevista donde ha querido sincerarse

Miguel Bosé que ha concedido una entrevista ha querido narrar cómo se llevó a cabo la producción y realización de su encuentro con Jordi Évole. De esta forma ha explicado que recibió una llamada por parte de su amigo gracias a la admiración mutua que siempre ha existido entre ambos. Y que aceptó sin pensarlo dos veces con la seguridad de que el resultado de la entrevista sería otro. Tal vez, más respetuoso. A esto hay que sumarle sus palabras de disconformidad referente al trato que como 'amigo' recibió. "Si tratas así a tus amigos, no sé como trataras al resto", quiso remarcar.

Bosé se ha mostrado dolido con todo lo provocado tras los dos capítulos ofrecidos de su entrevista.

Porque siente que no se ha mostrado lo que realmente ocurrió en aquella charla. Enfatizando la necesidad imperiosa que existe en ahondar al cien por cien en temas tan complejos como los que se plantearon y analizaron.

Una encerrona incómoda según Miguel Bosé

Miguel Bosé, siente haber sufrido una encerrona desde el primer momento en el que el Covid-19 se puso sobre la mesa.

Y a pesar de creer que el público es merecedor de tener, ante sí, diferentes puntos de vista, entiende que su decepción llega por esa extraña sensación de "trampa" que ha podido observar a posteriori. Señalando que ya no es solo lo que uno diga sino también dónde y en qué momento se haga su edición y los tan temidos cortes.

Sumándole, a esto último, aquellos argumentos que él expuso y que tampoco salieron a la luz. Y que él entiende que eran más que necesarios.

La manipulación de los medios de comunicación

Para Miguel Bosé el problema ha estado, está y estará en la “manipulación de los medios”. Que, para él, es “inmensa”. Y ha querido hacer hincapié en ello alegando que las personas, como él, ‘negacionistas’ provocan un miedo determinado frente a los ‘oficialistas’. Con esta intervención contradice lo expuesto, con anterioridad, por Jordi Évole, donde afirmó que su amigo Bosé salió contento de la primera emisión realizada.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!