El cantante Miguel Bosé ha continuado con su cruzada negacionista, al decir “mi madre no murió de COVID-19”, y expresando el deseo de que se detenga la andanada de comentarios que vinculan el deceso de la progenitora del artista con el contagio del virus. Bosé ha recalcado que ya no quiere seguir hablando de la muerte de su madre, porque ello pudiera traer una discusión “interminable” por el centenar de cosas que pudieran surgir. Las declaraciones de Miguel Bosé se han conocido durante una entrevista con Jordi Évole.

Miguel Bosé ha referido que su madre tuvo una vida muy feliz.

El cantante ha revelado que la última vez que habló con su madre lo hizo por teléfono. Para Bosé si se revela la verdad sobre la muerte de su madre, se podría desencadenar un episodio con "consecuencias lamentables para las personas" que la cuidaron durante sus últimos días de vida. Por eso el artista ha dicho que prefiere no seguir profundizando "en las verdaderas causas de la muerte de su mamá".

'Nunca creí que la fuera a perder', ha dicho el cantante Miguel Bosé durante la entrevista de Évole

El artista Miguel Bosé ha revelado que “nunca” pasó por su mente el hecho de que pudiera perder a su madre. Por eso ha relatado lo duro que fue despedirse de ella a través de una llamada telefónica. El cantante ha confesado que a su madre se le aplicaron sedantes hasta el momento en que falleció.

Una práctica que según él "se hacía con todos los ancianos que estaban en el hogar de personas mayores". Además del hecho de que las visitas estaban totalmente prohibidas aseveró Miguel Bosé.

Las 'cosas desagradables' que Bosé dice haber visto durante los últimos días de vida de su madre

Miguel Bosé ha relatado que fue testigo de un conjunto de "cosas desagradables" durante los últimos días de vida de su madre en el hogar de adultos mayores en el que ella estaba recluida.

El cantante ha confesado que su madre “estaba metida en una bolsa” y que si salía del lugar no podía volver a ingresar en el mismo. Pero para Miguel Bosé lo peor ha sido el hecho de no poder tener el contacto físico normal, para de esa forma poder darle el último abrazo a su madre.

Según Miguel Bosé si su madre estuviera viva estaría 'enfrentando la farsa que se ha montado'

Para el artista Miguel Bosé si su madre estuviera viva estaría "enfrentando la farsa que se ha montado", porque su carácter combativo la haría dar el paso en ese sentido. Bosé ha contado que su madre siempre fue muy “rebelde” y lo que se vive ahora le causaría un gran dolor en su corazón. Asimismo el cantante considera que su progenitora está mucho mejor ahora, alejada de tantas cosas negativas que hay en el mundo.

De acuerdo al cantante español, su madre se ha liberado y en el lugar en que está debe ser muy feliz

Miguel Bosé ha sostenido que su madre se ha liberado y que en el lugar en que está debe ser muy feliz alejada de los “asesinos y cretinos”, así como libre de toda esa cantidad de cosas que están ocurriendo.

El cantante ha revelado que todo lo concerniente a la muerte de su madre ocurrió en el momento en la OMS hizo públicos un conjunto de protocolos, que Bosé ha considerado “absurdos”.

La postura que mantiene Miguel Bosé

Durante la entrevista de Jordi Évole a Miguel Bosé, el cantante ha mantenido su postura de que se encuentra muy informado sobre el desarrollo de los acontecimientos actuales. Al tiempo que ha asegurado que la verdad de lo que está pasando “hará caer a políticos y a médicos”. El cantante ha reconocido que es "negacionista", al tiempo que ha asegurado que mantiene esa postura con orgullo. De igual forma el artista ha referido que por su parte no piensa aplicarse la vacuna, y que hasta ahora es contrario a hacerse una prueba PCR para detectar el Coronavirus.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!