Una vez más más la preocupación vuelve a aparecer en la familia de Ana Obregón, tras el ingreso en un centro hospitalario de Ana María, la madre del clan. La actriz ha recibido un nuevo varapalo, debido al estado de salud de su madre Ana María, quien ha sido ingresada a urgencias en una clínica en Madrid. Sus hermanas la han acompañado en este duro momento y se turnan para que su madre permanezca siempre acompañada.

Amalia y Celia, un gran apoyo en estos momentos para Ana Obregón

Ana Obregón está recibiendo apoyo familiar en estos momentos y sus hermanas, Amalia y Celia, acudieron durante la mañana del miércoles al centro hospitalario donde su madre se encuentra ingresada.

Usando las mascarillas contra el coronavirus, que son obligatorias en España en espacios públicos, las hermanas llegaron a la clínica donde está su madre con el rostro visiblemente muy serio. No obstante, todo indica que el estado de salud de su progenitora, por ahora, es estable, según declaró Susana Uribarri hace poco.

Susana dijo que no tiene ninguna “noticia grave”, por lo que espera que todo salga bien. Aunque admitió que “sí son momentos muy difíciles”, pero espera que la situación se solucione y “no vaya a más”. Agregó que quiere mucho a sus padres y que los conoce desde que era pequeña. “Esperemos que quede en un susto” y reconoció que son personas mayores y susceptibles a enfermarse, desveló Susana sobre la condición de salud de la madre de Ana Obregón.

Pero para Ana Obregón, el ingreso de su madre a un hospital significa un nuevo varapalo, especialmente porque dentro de solo un mes se cumplirá un año de la muerte de su hijo, Álex Lequio, víctima del cáncer. Sobre esta fecha tan señalada, comentó Susana que “será muy duro”. Dijo que para Ana realmente “todos los días son muy duros para ella”, tras la muerte de su hijo, pero ese día cuando se cumplirá un año del fallecimiento de Álex agregó que “no quiero ni imaginármelo”.

El clan Obregón permanece al lado de Ana María, quien está ‘un poco mejor’

Por ahora, mientras llega ese duro momento, Ana Obregón y sus hermanas permanecen muy pendientes de cuidar a su madre, quien está hospitalizada. La última vez que se vio a Ana María fue en una emotiva imagen publicada por Ana Obregón, precisamente cuando su padre cumplía 95 años.

En la emotiva foto se podía ver muy sonrientes a sus padres, una imagen que tranquilizó mucho a sus seguidores, pues pudieron apreciar que en esos momentos ambos tenían buenas condiciones de salud. Sin embargo, no es la primera vez que Ana María es ingresada a un centro de salud, en el año 2015 fue hospitalizada debido a un derrame cerebral y en el año 2017 por una afección cardíaca. Unas difíciles situaciones de salud que ha debido enfrentar la familia y que no han amilanado a Ana Obregón ni a los suyos.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!