Recientemente fue posible ver el capítulo número 8 de la mediática serie sobre la vida de Rocío Carrasco, donde fueron tratado varios temas bastante fuertes. El principal enfoque del programa fue la agresión que vivió la hija de Rocío Jurado, el cual fue a manos de su propia hija Rocío Flores hace más de 9 años. Posteriormente se reveló que en dicho episodio fueron recortados 11 minutos y 38 segundos de vídeo, una decisión tomada Rocío Carrasco y su productora, con la intención de proteger la imagen de su hija.

El octavo episodio de narra la agresión que sufrió Rocío Carrasco en 2012

Viéndose muy afectada por recordar los hechos, Rocío explica como su propia hija la habría golpeado por una discusión que comenzó en la cocina. Durante su relato, Rocío comenta que su hija sentía dolor estomacal y ella deseaba ayudarle, por lo cual le habría ofrecido ciruelas. A pesar de esto, una joven Rocío Flores de 15 años deseaba tomar un fármaco para calmar el problema, una simple diferencia de opiniones que desencadenaría una pelea entre madre e hija.

Según las propias palabras de Rocío Carrasco: ‘Me cruzó la cara de lado a lado, mientras comenzaba a golpearme repetidamente. Durante la paliza me gritó “¡No me pegues!

¡No me pegues!”, pero la que estaba recibiendo los golpes era yo, no ella’. Para Carrasco, la situación fue algo tan anormal como si se tratará de una película, algo que sabía que no era propio de su hija.

La agresión de Rocío Flores a su madre revelada en la sentencia

Durante el programa se logra apreciar un corte, justo cuando Rocío Carrasco admite que se desmayó por la agresión y posteriormente se despierta en el suelo junto a Fidel.

La Setencia 44/2013 del Juzgado de Menores número 4 de Madrid expresa que Rocío Flores fue condenada por: ‘Amenazas, injurias y Maltrato habitual’ en contra de su madre Rocío Carrasco. Dicho testimonio de la agresión es conocido desde el mes de febrero del 2020, pero debido a razones personales han preferido omitir los detalles del documento en la serie emitida por Telecinco.

La Sentencia 44/2013 y sus detalles

Según recoge el documento, Rocío Flores que en aquel momento poseía 15 años de edad habría propinado una serie de golpes a su madre. Los datos afirman que incluso habría llegado a tirar a Rocío Carrasco al suelo, para posteriormente agredirla con varias patadas. Debido a todos los hechos ocurridos, Rocío Carrasco padeció: ‘Edemas en sus 2 muñecas, muslo derecho y antepié, policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, y un hematoma en el dedo índice del pie derecho', el cual necesito atención médica y 8 días para sanar.

Por estas complicaciones, Carrasco no logró continuar con sus obligaciones rutinarias y se vio obligada a mantener reposo mientras se recuperaba.

Retomando de nuevo las declaraciones del programa, Carrasco explico que su hija a pesar de ser la autora de los hechos, continúa siendo una ‘victima’ en toda esta historia. ‘Mi hija no es la culpable de todo esto. El verdadero responsable de que actuase de esa manera es su propio padre, Antonio David Flores’, comentaba Rocío Carrasco, quien parece no tener ningún resentimiento contra su hija por lo sucedido.

Rocío Carrasco revela que no es la primera agresión que vivió durante aquella época

Las peleas en el hogar y los constantes conflictos verbales eran la vida de Rocío Carrasco según sus declaraciones en el programa, pero existió una discusión que aún le sigue afectando muchísimo.

Rocío Carrasco explica que una vez encontró a su hija Rocío Flores fumando en su habitación, razón por la cual decidió regañarle para que dejara el cigarrillo. ‘Le pegó una última calada al cigarro mientras me miraba fijamente. Luego apago el cigarro en el colchón y me dijo que la próxima vez lo hacía conmigo, y quemaría la casa mientras estuviera dentro’, relato Rocío Carrasco durante el octavo capítulo de su serie.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!