Faltan pocas semanas para que se cumpla un año del día que cambió la vida de Ana Obregón. Después de dos intensos años luchando contra el Cáncer, su hijo Álex, de tan solo 27 años, falleció. Ana ha confesado en varias ocasiones que su vida "se apagó aquel día" y que desde entones habría tenido que estar con tratamiento.

En todo este año, la actriz ha estado recibiendo muestras de cariño y ha querido aprovechar cada oportunidad para homenajear a su hijo y recodarle. Sin embargo, casi 12 meses después del fatal día, se ha atrevido a dar su entrevista más sincera y ha narrado cómo fueron las últimas 48 horas de su hijo en el hospital.

Alessandro avisó a Ana Obregón del final inminente de su hijo

El hijo de Ana Obregón estaba ingresado en Barcelona y tanto ella como Alessandro habían alquilado un apartamento cerca. Aquel día, cuenta Obregón, le iban a realizar a su hijo un TAC y ella había decidido pasar por casa para descansar una hora antes de volver al hospital.

Sin embargo, poco tiempo después habría recibido una llamada de Alessandro: "Ana ven, ya no hay tiempo". La actriz cuenta cómo ese fue el momento en el que habría sabido que la vida de su hijo estaba acabando y se marchó decidida para acompañarlo hasta el final.

Ana Obregón narra los momentos finales de su hijo

Ana Obregón estuvo durante toda la enfermedad de su hijo con la esperanza de que saldría adelante Sin embargo, cuando los médicos les dieron la noticia de que ya no se podía hacer nada, intentaron mentalizar a Ana y Alessandro.

"Tuve 48 horas para hacerme a la idea", cuenta Ana emocionada y afirma que en todo ese tiempo ninguno de los dos le soltó la mano y le estuvieron acompañando hasta el final.

Después del largo y traumático tránsito, Ana cuenta que se quedó un rato abrazada al cuerpo de su hijo y que, después, se lo habría llevado, para seguir con el protocolo sanitario: "Estuvimos 48 horas cogiéndole los dos de la mano… Y así se fue.

Me quedé abrazada a él bastantes horas. Luego se lo llevaron" afirma la actriz.

Los reyes llamaron a Ana Obregón

Después de haber vivido esta dramática experiencia, Ana dice no ser nunca más la misma de antes. Sin embargo, en todo este año han sido miles los amigos y seguidores los que han querido apoyarla con muestra de apoyo y cariño.

De todos ellos, Ana Obregón ha querido recodar en su entrevista quiénes fueron las dos primeras personas que la llamaron por teléfono después de la muerte de su hijo.

El primero, según cuenta, fue Juan Carlos I, el rey emérito llamó para darle el pésame, seguido de Doña Sofía. Ana reitera que ambos fueron "cariñosísimos" con ella, aunque admite que le dijeron que estuvo casi 10 minutos hablando con ellos pero no lo recuerda, debido al shock que estaba atravesando en ese momento.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Mujer
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!