La tercera edición de ‘La isla de las tentaciones’ vivió anoche uno de sus capítulos más esperados, ya que Manuel y Lucía tenían la opción de verse las caras, después de que la gaditana pidiera una hoguera de confrontación con su novio tras no ser capaz de seguir viendo imágenes de su relación con Fiama.

A pesar de que Lucía había sido la responsable de tal petición, el gaditano podía negarse a acudir al encuentro con su chica, precipitando así el final de ambos en el concurso. Sin embargo, la hoguera finalmente sí se produjo y ambos protagonizaron uno de los mejores momentos de la historia del reality.

Lucía no puede más y solicita una hoguera de confrontación con Manuel

Durante la última hoguera de las chicas, Lucía tuvo que ver las imágenes del último acercamiento de su novio con Fiama. A raíz de la dureza de estas grabaciones, la gaditana se marchó del set de grabación para calmarse y posteriormente, volvió para pedir perdón al equipo y solicitar a Sandra Barneda una hoguera de confrontación con Manuel.

La presentadora tomó nota de la petición de la influencer y acudió a Villa Playa, lugar donde se encuentran los chicos, para comunicarle al gaditano la decisión de su todavía novia. A pesar de afectar a Manuel, el gaditano afirmó sentirse tranquilo y explicó que solo se arrepentía del daño que podía haberle causado a Lucía, pero no en sí de su relación con Fiama.

Manuel acude a la hoguera de confrontación y se rompe ante Lucía

Si bien tenía la opción de no acudir al encuentro con su novia, el gaditano decidió verse las caras con ella y aclararle todo lo ocurrido. El encuentro entre ambos fue tan tenso que el que tuvieron en su momento Melyssa Pinto y Tom Brusse durante la edición anterior.

Lucía comenzó a reprocharle a Manuel sus actitudes y afirmó no sentir nada por él, salvo “decepción” y “asco”. Además, le explicó que se había sentido muy humillada en el reality, pero que gracias a la ayuda de algunos compañeros como Marina o Isaac se había dado cuenta de lo que valía y de que tenía que quererse a ella misma antes que a su pareja.

Ante la dureza de las palabras de Lucía, Manuel no pudo evitar romperse, manifestando además que sentía un profundo cariño por ella. Sin embargo, el modelo también explicó que estaba comenzando a sentir por Fiama, lo que le había llevado a ser desleal a su novia.

Lucía se marcha sola y Manuel comienza una relación con Fiama

Una vez aclarados todos los hechos que han precipitado el final de su relación, Sandra Barneda realizó a ambos la gran pregunta acerca de cómo querían abandonar ‘La isla de las tentaciones’. El primero en responder fue Manuel, que no dudó en ser fiel a sus palabras y pidió marcharse con Fiama, mientras que Lucía optó por marcharse sola.

Tras el final de la hoguera, el gaditano corrió detrás de su exnovia para pedirle un último abrazo, pero esta se negó y le pidió que no la buscara más.

“Yo para ti no existo”, confesaba Lucía. Poco después, Sandra Barneda preguntó a Fiama si quería abandonar la isla junto a Manuel y esta confirmó que también quería seguir conociendo al gaditano, por lo que ambos se marcharon juntos de ‘La isla de las tentaciones’.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Parejas
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!