David Bustamante pasa por muy malos momentos personales y profesionales. Al durísimo golpe que le causó la sorpresiva desaparición de su amigo Alex Casademunt, ahora perdió y fue condenado por el juicio contra su exmanager.

Apenas unos días después de la muerte de Alex en un accidente de coche, ocurrido el 4 de marzo, Bustamante recibió la notificación de la sentencia condenatoria sobre el juicio que llevaba adelante contra Francisco Juan Manjón, quien fuera su manager hasta el 2015 y durante nada menos que catorce años.

David Bustamante, condenado a pagar miles de euros

El cantante fue informado del dictamen en el que Majón es absuelto de las acusaciones de apropiación indebida, administración desleal, estafa, falsedad documental e intrusismo por falta de pruebas. Al mismo tiempo, el accionante, David Bustamante, tendrá que pagar las costas del juicio que inició contra Majón, donde solicitaba catorce años de cárcel y 500.000 euros de indemnización por “negligencia profesional”.

El tribunal de la sección 29 de la Audiencia Provincial desestima la demanda porque estos supuestos hechos delictivos "no han sido probados" y también exonera a Ana María R.P., esposa de Manjón, de la responsabilidad civil, por lo que el propio Bustamante también deberá pagar las costas procesales de oficio “por temeridad”, estimadas en 60.000 euros.

Un juicio largo y contradictorio contra quien fuera un gran amigo

En el juicio, Manjón se había declarado inocente y acusó a su exrepresentado de "vulnerar el derecho de defensa del acusado y el principio acusatorio" y aseveró que los montos reclamados por el cantante como “negligencia profesional” y “mala praxis” devienen de sus honorarios que "ascendían al 20% de todos los ingresos brutos generados por la actividad profesional".

David Bustamante especificaba en su demanda que Manjón había transferido indebidamente 400.000 euros de sus cuentas a las propias y las de su esposa Ana María. Sin embargo, los magistrados sostienen su sentencia en la “gran disparidad entre lo que dicen los denunciantes y lo que refiere el acusado sobre las remuneraciones pactadas", junto a la documentación presentada por el acusado que justifica los montos está reconocida y firmada por el mismo Bustamante, pese a que el tribunal reconoció “extrañeza” por los mismos, ya que serían perjudiciales para el mismo artista.

Reclamación de un millón de euros

El puntapié inicial de este largo y amargo proceso fue una notificación de Hacienda que recibió David Bustamante, donde la agencia tributaria le reclamaba un millón de euros más intereses por el período 2010-2011 que el cantante consideró que era responsabilidad de su manager, con quien estaba unido por una larga amistad. Pero en este punto, la sentencia la desestima también, ya que sostiene que Manjón no era administrador de las empresas del artista de la Música.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!