El periodista Antonio Sánchez Casado ha reaparecido para anunciar que ha contraído matrimonio con su novio de hace años Los espectadores de Telecinco lo recordarán por sus apariciones como especialista en prensa rosa en diversos espacios de la cadena, como el desaparecido 'Día a día' de María Teresa Campos o 'El programa de AR', con Ana Rosa Quintana.

Hasta hace poco tiempo, también fue un habitual en los debates de los diferentes formatos de telerrealidad de Mediaset que solía conducir Jordi González, como 'Gran Hermano' o 'Supervivientes'. Ahora, alejado de la pequeña pantalla, el carismático colaborador, que está a punto de cumplir 60 años, ha concedido una entrevista para explicar cómo es su vida actual y por qué dejó los platós televisivos.

Sánchez Casado, que en estos momentos vuelve a dedicarse al mundo del arte, su verdadera profesión, trabaja "mucho desde casa y haciendo investigaciones en el archivo del Palacio Real". Recuerda que, cuando empezó en Televisión, le "pagaban en cuatro días lo que ganaba en un mes en un museo".

Sánchez Casado: 'Estoy casado con un señor estupendo'

Sin embargo, asegura que, a partir del año 2008, cuando personajes salidos de las revistas del corazón, realities y otros formatos de Mediaset empezaron a irrumpir como colaboradores y tertulianos en los espacios de Telecinco, "los buenos cachés dejaron de existir". "Se pasó a la nada", llega a afirmar el periodista, que define así una época en la que los comentaristas son "ninis", como Suso Álvarez o José Antonio Avilés.

Pero el titular más jugoso que ha dado Antonio en este regreso puntual a los medios es que se ha unido en matrimonio con su pareja de siempre: "¿Que cómo está mi corazón? Estoy casado con un señor estupendo, que también me ayuda a pasar esta etapa de mi vida", ha respondido al ser preguntado por su situación sentimental.

'Si un día me llama Paolo Vasile, lo mismo digo que sí', asegura el periodista

Casado tampoco se corta a la hora de hablar de actualidad rosa. Incluso se moja en el conflicto entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera: "Su madre lo adora y le quiere, pero es una cosa que también le pasó a Rocío Carrasco con su madre [...] Lo que me extraña de todo esto es que Kiko, viviendo en Cantora, ahora de repente descubra habitaciones que nunca había visto", opina.

A todo esto, Antonio Sánchez Casado asegura que no renuncia a volver a la tele, un medio en el que se lo ha "pasado genial" y del que guarda "muchos recuerdos". Por ello, afirma sin rodeos que, si un día se cruza con el todopoderoso consejero delegado de Mediaset, Paolo Vasile, y éste le dice "oye, Antonio, te voy a poner en un programa", no descartaría aceptar la oferta.

El añorado tertuliano es un ejemplo vivo de cómo muchos colaboradores de Telecinco que en un momento dado se hicieron muy populares, de repente se esfumaron de la cadena, y su fama con ellos.

De las personas que aparecen en el selfi grupal que acompaña a estas líneas, tomado durante una de las emisiones de 'El Debate' de 'GH' de hace pocos años, prácticamente todas han desaparecido televisivamente hablando.

Ahí están Ares Teixidó, Carmen Alcayde, Mireia Canalda o el propio Sánchez Casado. Solo sobreviven, a duras penas, Nagore Robles, Ion Aramendi y el simpar 'Torito'.