La Televisión es un espacio en el que las personas emplean sus mejores estrategias para poder permanecer en el centro de la noticia y generar polémicas y sorpresas que las coloquen en boca de todos. Esta lógica ha quedado claro en el programa ven a cenar conmigo: Gourmet Edition de Telecinco.

En el exitoso programa de televisión, Ana María Aldón sorprendió a todos al afirmar que desconoce qué es un profiláctico. Rápidamente la frase se volvió viral, y se generó un debate entre los televidentes a través de las redes sociales sobre si se trató de una declaración verídica, o si se trata de una estrategia premeditada propia de los realities.

El momento en que Ana María Aldón dejó con la boca abierta a los demás comensales

Todo transcurría normalmente en el programa en el que hay personas de renombre concursando como el actor Jorge Sanz. Justamente en el instante en el que Avilés se dirigió hacia la cocina con intenciones de comer, el resto de los invitados decidieron reunirse en el cuarto a conversar. La actitud de este momento fue de espontaneidad, intentando demostrar que no se trataba de una parte guionizada del programa, sino más bien una decisión del momento.

Una vez dentro del comedor, bastante modesto en cuanto a mobiliario, que incluso provocó comentarios irónicos por parte de uno de los concursantes, lo que encontraron llamó la atención de todos.

No solamente porque al no haber muebles era más fácil visibilizarlo, sino porque en sí mismo atraía miradas: se trata de un cuadro de decoración de José Antonio Avilés mostrando su cuerpo sin ropa. Una imagen que nadie esperaba encontrar.

En uno de de los muebles pequeños de la habitación, se encontraba un neceser. Fue Ana María Aldón quien lo agarró y se dispuso a abrirlo.

A partir de allí, todo las reacciones y declaraciones que el hecho produjo o es parte de una actuación o bien parte un un guión del programa muy bien elaborado.

Aldón asegura desconocer qué es un profiláctico

Cuando Aldón recogió el neceser y se dispuso a abrirlo, Jorge Sanz, con visibles expresiones de repulsa, exclamó de manera enfática que no lo abriese y lo dejase en su lugar.

Fue en ese momento cuando, desoyendo la petición de Sanz, Ana María Aldón sacó un profiláctico y al tenerlo en su mano, lo miró y se refirió a él como si se tratase de una golosina, específicamente un chicle de mascar.

Al afirmar que se trataba de un chicle, de manera inocente y convencida, invitó a los demás presentes en el comedor y les preguntó si querían uno. La reacción que ha tenido Ana María Aldón al toparse con el profiláctico ha causado en la audiencia distintas reacciones, desde sorpresa, risas, y también cierta preocupación si es que en verdad desconocía de qué se trataba.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!