Al parecer, la conducta rebelde de Zayra no tiene techo, al punto tal que su madre ha tenido que recurrir a su exmarido en busca de apoyo para poder contener los avatares de la hija de ambos. Como si esto no bastara, en paralelo se ha gestado un conflicto familiar que dará que hablar ya que, por un lado Arantxa de Benito agota todos los recursos para poder contener el momento de rebeldía en crecimiento de su hija, y por otro, su ex esposo Guti se muestra enfocado en su nueva familia y parece no mostrar intenciones de colaborar y ayudar en esta situación.

Quien más padece la conducta de Zayra es su madre, que todos los días enfrenta las desobediencias de su hija.

Incluso el entorno de amistades se sorprende la falta de educación y respeto que muestra Zayra para con su madre. La propia relación entre Guti y su ex esposa se deterioró en parte por este motivo, por la supuesta "permisividad" con la que crio Arantxa a su hija.

Esta vez la hija de Guti fue más allá, e insultó abiertamente a su madre a través de Whatsapp, en unos mensajes en los califica a su madre de "caprichosa".

Zayra ha estado en boca de todos desde que rompió sin tapujos las medidas sanitarias y de manera desafiante, organizó una fiesta por su cumpleaños. Desde ese día, tuvo un sin fin de actitudes en la misma línea que dan que hablar.

Rebeldía sin techo

Los mensajes de whatsapp se conocieron en el programa de Televisión "Sálvame", en donde se revelaron comunicaciones con un ex de Zayra, Manuel.

En esas conversaciones, se pudo apreciar críticas duras e insultos hacia su madre. Las situaciones críticas parecen caerle bien a Zayra, hija mayor del exfutbolísta Guti y Arantxa de Benito, ya que todas las semanas conocemos un nuevo accionar de su parte que genera polémica.

Desde que las medidas sanitarias para disminuir las probabilidades de contagio por coronavirus son conocidas por la ciudadanía, Zayra parece haber escogido desafiarlas sistemáticamente, y se ha mostrado en fiestas sin mascarilla y con muchísimos invitados.

Las políticas sanitarias parecen no importarle, y a sus padres se les agota la paciencia y los recursos. Sin embargo, en los últimos días las actitudes de Zayra han despertado el debate sobre por qué Guti no coopera con su exesposa para contener a su hija que, a estas alturas, parece incontrolable.

Una relación que terminó mal

Zayra es la hija mayor que tienen Guti y Arantxa de Benito, que pese a haber tenido una lindo relación, no han terminado de la mejor manera y estuvieron mucho tiempo distanciados.

Actualmente, Guti ha formado otra familia y se muestra muy feliz, y es esta la excusa que lo lleva a no acercarse a su exesposa.

Las actitudes que viene sosteniendo Zayra desde su cumpleaños, superaron todo límite tolerable, y no deja de querer desafiar reglas. Esta es la situación que ha llevado a Arantxa de Benito a superar su mala relación con Guti, para conversar sobre la rebeldía de su hija, y manifestar que necesita ayuda en este momento.

Incluso, la propia relación que mantiene Arantxa con su hija, está lejos de ser la ideal. Constantes peleas y desobediencias por parte de la veinteañera, indican que no hay autoridad en la relación. Zayra prefiere mostrarse provocativa a través de las redes sociales, con mucha actividad durante las noches.

Las críticas públicas que comienzan a hacerse sobre el comportamiento de Zayra, es el comienzo de una situación familiar que se hace cada vez más pública.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!