Kiko Rivera ha cerrado el 2020 y comenzado un nuevo año en boca de todos, más por aspectos de su vida privada que por su labor artística. El famoso DJ tuvo un poco de tranquilidad durante la navidad y las fiestas de fin de año, al recibir visitas familiares. Se lo pudo ver muy tranquilo caminando junto a ellos por las calles de Sevilla, pero desde entonces, los conflictos del clan Pantoja han salido a la luz y dió lugar al debate.

Ahora, Kiko ha tenido que salir a hablar sobre el embarazo de ex pareja, Jessica Bueno, algo que era esperado por el periodismo y sus fans. La madre de su hijo Francisco atraviesa por un nuevo embarazo y es por ello que los periodistas han buscado el parecer del DJ ante esta situación.

Las palabras de Rivera han sido de reconocimiento

El DJ acaparó la atención de todos cuando fue captado por las cámaras junto a unos amigos, en un reconocido centro comercial de Marbella haciendo las veces de Rey Mago. Pese a las buenas intenciones de Kiko, lamentablemente la jornada de caridad debió ser suspendida producto de la gran aglomeración de personas y el incumplimiento de los protocolos sanitarios.

Fue en ese momento cuando Kiko Rivera se detuvo a responder algunas preguntas de periodistas que se acercaron hasta el lugar a cubrir el evento, y todo marchaba tranquilo hasta que le consultaron qué pensaba sobre el embarazo de su ex pareja Jessica Bueno. La consulta, sorprendió al propio Rivera y también a los trabajadores de prensa que estaban en el lugar.

Para sorpresa de todos, el DJ se mostró muy tranquilo y genuino, y no solamente expresó felicidad ante la noticia, sino que les mandó un saludo y los mejores deseos a su ex pareja y a Jota, la actual pareja de Jessica Bueno. Si bien por ahora se desconoce el sexo del bebé que espera Jessica, se conoce que atraviesa el tercer mes de embarazo.

La buena relación con su ex pareja

El hijo de Isabel Pantoja, con quien mantiene una relación conflictiva hace tiempo, ha mostrado ante los medios la muy cordial relación que mantiene con su ex, Jessca Bueno. Pero además, se mostró muy alegre de que Francisquito, el hijo en común, vaya a tener un nuevo hermano o hermana. Ha quedado una vez más en evidencia que Kiko Rivera mantiene una excelente relación con sus familiares y allegados, y que también, se esfuerza por mantenerlas así.

La única piedra en el zapato es el conflicto con su madre, del que nadie quiere hablar ni profundizar en las razones. Esto ha sido visto una vez más por los presentes en Marbella, quienes le consultaron a Kiko por su madre, Isabel Pantoja, y no quiso pronunciarse, pero no pudo ocultar su rostro de tensión. Se sabe que hace unos días Kiko Rivera inició acciones legales contra su madre, por lo que se espera que en los próximos días el conflicto se agrave.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!