El conflicto entre Kiko Rivera y su madre, Isabel Pantoja, a causa de la herencia de Paquirri, ha hecho temblar los cimientos de la familia. Tanto así que madre e hijo llevan sin verse más de dos meses y ni siquiera se han felicitado las fiestas.

La relación parece, por tanto, insalvable, más aún después de las últimas declaraciones del hijo de la tonadillera. Y es que Kiko ha roto su silencio y ha contado algunos detalles acerca del estado actual de la relación con su madre en 'Viva la vida'.

Kiko Rivera confirma que la relación con su madre está rota

Las últimas declaraciones del cantante se produjeron en 'Viva la vida'.

Un equipo del programa se desplazó hasta el centro comercial La Cañada Shopping, situado en Marbella, en el que se encontraba el hijo de la tonadillera junto a Omar Montes, Luis Rollán y Fani Carbajo con motivo de un evento especial, que finalmente tuvo que ser cancelado por exceso de aforo.

Durante el tiempo que duró la intervención, Emma García y su equipo de colaboradores trataron de indagar en el estado actual de la relación entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera. Finalmente, el cantante se manifestó y aseguró que su madre ya no quería tener relación con él: "mi madre me ha dicho a través de terceros que ya no somos familia", explicaba.

Dardo envenenado de Kiko Rivera a Pantoja: "Si no quiere estar a mi lado es porque no me quiere"

El Dj ha indicado también que está algo cansado de la guerra mediática con su madre, por lo que solo quiere ser feliz y estar siempre acompañado de su mujer y sus hijas.

Sin embargo, no dudaba en lanzar un dardo envenenado a la tonadillera: "La gente que me quiere está a mi lado, la gente que no quiera estar a mi lado es porque no me quiere", expresaba.

Unas declaraciones que llegan después de que Irene Rosales, esposa de Kiko, revelara también en 'Viva la vida' que el cantante lo estaba pasando muy mal con el conflicto que mantiene desde noviembre con su progenitora.

El evento de Kiko Rivera, desalojado por la Policía

Kiko Rivera, Luis Rollán y Omar Montes fueron los elegidos para representar a los Reyes Magos del centro comercial La Cañada Shopping, en Marbella. Sin embargo, el evento no pudo llevarse a cabo debido a la multitud congregada en el recinto, lo que impedía guardar la correcta distancia social y otras medidas sanitarias impuestas a raíz de la pandemia y motivó, por tanto, la intervención de efectivos de Policía Local y Nacional, que desalojaron al público apenas 15 minutos después de que comenzase el show.

El programa 'Viva la vida' de Telecinco conectó en directo durante la cita, pero los espectadores no pudieron ser conscientes de la aglomeración, puesto que no aparecía público en el plano.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!